Precios de Bitcoin en las mayores naciones de Sudamérica: cuestiones importantes

Latino America

En los tiempos que corren, es preciso tener un panorama más claro acerca del
comportamiento de Bitcoin para nuestras inversiones. No solo se trata de considerar una sinergia entre Forex y el bitcoin trading​ , siendo el recurso anterior una gran herramientadisponible en inglés. Se trata de, en medio de la crisis por el coronavirus y complejos escenarios socioeconómicos, tener una visión de qué es más conveniente para nosotros.

Precio de Bitcoin en Brasil

A pesar de que hay grandes diferencias entre las ​ medidas del gobierno federal ​ y de ciertos gobernadores locales frente al COVID-19, influyendo esto negativamente en el clima sociocultural de la nación, y que la economía brasileña ciertamente no está en su mejor momento, BTC ha tenido un repunte bastante favorable, ubicándose en un precio que pasa los 9.000 USD, o 52.000 reales brasileños.
De manera general, estarían convergiendo tanto el temor por la recesión causada por el COVID-19, como el desplome de los precios del crudo, y esto se acentúa en el gigante sudamericano, y ayuda a subir el precio de Bitcoin, pues los inversores buscan activos refugios que los ayuden a enfrentar una recesión a gran escala.
Sigamos analizando los escenarios particulares de cada país.

Cotización en Colombia

Aunque este país tiene indicadores económicos que muestran que puede recuperarse paulatinamente de una recesión de gran magnitud causada por el COVID-19, lo cierto es que muchos negocios siguen cerrados y la cuarentena obligatoria ha sido extendida por el presidente Iván Duque hasta el 11 de mayo.
Respecto al año pasado, el aumento de aproximadamente un 23% en las transacciones de Bitcoin es un claro indicador de que muchos colombianos han decidido aumentar su inversión en Bitcoin, además, la cantidad de cajeros en Colombia para efectuar operaciones en divisas virtuales es la mayor en Latinoamérica, lo que sin duda es aliciente para el repunte no solo de Bitcoin sino de otras criptomonedas.

No obstante, hay cierto escepticismo respecto a que pudiese haber un descenso en los precios de Bitcoin, con consecuencias negativas para los inversores, tal como ocurrió en 2012 y 2016. Aunque la llegada hacia el famoso bloque 630.000 en la cadenas de bloques de Bitcoin disminuirá la recompensa para los mineros, no se deben sacar conclusiones apresuradas y hay que evaluar el panorama nosotros mismos.

Cotización en Argentina

Esta nación tampoco escapa al escenario de inflación, agudizado por la llegada del
COVID-19 y las medidas de confinamiento que ha debido tomar el gobierno.
La economía de tal nación ha atravesado recesiones sucesivas en los últimos años, a
diferencia de Brasil, que ha tenido una recesión importante solo en 2018. Recientemente, BTC alcanzó el millón de pesos argentino, lo cual, además de ser un máximo histórico, refleja el sentimiento de los inversores que desean tener parte de su capital en un activo que hasta hace poco no se consideraba refugio.
También cabe destacar el aumento considerable de las transferencias de BTC vía
electrónica, lo cual también es consecuencia de las medidas de distanciamiento social.
Sin embargo, hay analistas que son cautos respecto a tener excesiva confianza en los criptoactivos, pues estos podrían tener una volatilidad difícil de manejar, y su precio podría no aumentar según algunas predicciones, ya sea porque hay inversores que esperan a que el precio suba más, porque hay “ballenas” que ejercen presión sobre los precios de algunas criptomonedas, entre otras razones.

Precio de Bitcoin en Venezuela

Sin duda que el caso de Venezuela es único en su clase. Teniendo una de las inflaciones más altas no solo del Cono Sur, sino de Latinoamérica y el mundo, en Venezuela ha prosperado un mercado emergente de gran fuerza en cuanto al comercio de Bitcoin, a pesar de los intentos del actual régimen de controlar de manera absoluta las transacciones de esta criptomoneda mediante SUNACRIP y sus fuerzas de seguridad, con actuaciones mayormente represivas y de confiscación arbitraria de equipos de minería. Es notable que, a pesar de la compleja situacion en Venezuela, exista un mercado que ha aportado un gran volumen transaccional al mercado general de Bitcoin en el Cono Sur. Con la crisis del COVID-19, es posible que muchos inversores venezolanos decidan invertir en Bitcoin al menos como activo refugio frente a la dura recesión económica en el país, y
cabe destacar que tales inversores, aunque deban comerciar con Bitcoin en el anonimato, serán pieza fundamental en el afianzamiento de esta divisa virtual como alternativa de inversión.
Hemos apreciado los aspectos más resaltantes de los precios de Bitcoin en las naciones donde el nivel de circulación de tal criptomoneda es mayor. Sin duda que ahora se abren muchas interrogantes sobre el futuro de algunas inversiones no convencionales, sin embargo, aunque ahora sea difícil apreciarlo en su totalidad, hay posibilidades de inversión en Sudamérica que indudablemente serán innovadoras y fascinantes.

También te podría gustar...