CTF Capital destaca el potencial del oro y del Bitcoin ante la crisis global

El director general de CTF Capital, Brian Prilick, y el COO de esa firma, Nicolás Belgrano, comentaron cómo ven la crisis mundial y el potencial del oro y el Bitcoin en este escenario. La situación macroeconómica y social actual se ha visto complicada por la irrupción y expansión del Coronavirus. Los mercados están viviendo una crisis muy dura.

Desde y considerando esta coyuntura global, el director general de CTF Capital, Brian Prilick, y el COO de esa firma, Nicolás Belgrano, comentaron el 18 de marzo a Cointelegraph en Español, cómo ven la situación y el potencial del oro y el Bitcoin en este escenario. “Indudablemente, el mundo está frente a una de los peores crisis de mercado de las últimas décadas. El Coronavirus (o COVID 19) ha impactado sorpresivamente, exponiendo los altísimos riesgos potenciales que existen en la salud y en la economía mundial”, fue el diagnóstico de CTF Capital.

Brian Prilick y Nicolás Belgrano repasaron algunas ideas que tomaron de un podcast de Anthony Pompliano, y luego hicieron un breve recorrido por la situación macroeconómica actual, la profunda crisis de los mercados internacionales y las probables consecuencias de corto plazo con respecto a políticas monetarias, la reacción del público inversor y el rol del oro y el Bitcoin.

El Coronavirus como catalizador

“Los problemas estructurales que existían a nivel económico y financiero ahora quedaron más expuestos que nunca (el apalancamiento excesivo, las recompras de acciones impulsadas por deuda, falta de liquidez en algunos mercados, etc.). Pero el Coronavirus no fue el causante, sino el catalizador. Fue un acelerador de los mismos. Los desnudó, los agravó y los expuso frente a todo el mundo. Eran problemas ya existentes que ahora quedaron más expuestos que nunca”, señaló Prilick.

El pánico generalizado y la crisis de liquidez

“Frente a esta pandemia, no queda otra alternativa que aislarnos y frenar todas las actividades sociales y económicas. Se detiene casi por completo la actividad económica y social. Y esto genera una situación de stress social que se agrava día a día y empiezan a salir a la luz los problemas estructurales, de fondo. Poco a poco surge el miedo y, poco después, el pánico generalizado. Sobre todo en los mercados, esperando que la paralización productiva y comercial impacte sobre los principales indicadores de la macro y la micro economía (ej: niveles de ventas, EBITDA, PBI, etc.) que determinan el valor de muchos activos en el mercado”, indicó Prilick.

“A nivel macroeconómico, llegó entonces la crisis de liquidez. ¿Cómo funciona? Ante el pánico general y ante la primera señal de los mercados en baja, surge el miedo a perderlo todo. Entonces el inversor busca cash, liquidez. Pero como todos quieren lo mismo y al mismo tiempo, se genera un desbalance en el mercado. Todos ofertan, nadie demanda. Entonces vender se hace caro, y tengo que estar dispuesto a vender a un precio mucho menor al anterior”, agregó Belgrano. “Pero en estos, la emoción reina por sobre la razón. El inversor busca vender sus activos lo antes posible, a cualquier costo. Nos peleamos por ver quién vende antes. ¡A cualquier costo! No importa lo caro que sea, pero quiero salir cuanto antes. Todos se tornan insensibles al precio.

La semana pasada, los activos fueron vendidos agresivamente. Casi todos los precios de activos líquidos y principales índices bajaron sustancialmente. A modo de ejemplo, El Dow Jones y el S&P sufrieron mermas del 7.79% y 7.76%, sus peores caídas desde la crisis del 2008”, remarcó luego.

La respuesta del Gobierno: estímulo monetario

¿Cómo suelen reaccionar los gobiernos frente a semejantes crisis económicas? Desde CTF Capital explicaron que, frente a situaciones de enfriamiento de la economía y crisis severas de mercado como la que está ocurriendo, suelen intervenir para reactivar la economía lo más rápido posible. Para ello, cuentan con dos herramientas de impacto bastante inmediato: emisión monetaria y baja de tasas de interés. “Hay que poner la máquina a funcionar nuevamente. Inyectarle nafta, energía y velocidad. En muchos casos, los Gobiernos o empresas toman deuda de manera muy agresiva y con alto riesgo de default. Justamente, el último 16 de marzo, la Fed anunció una emisión de dólares y el recorte de la tasa a 0% con el objetivo de mantener la tasa de empleo, el nivel de inflación y la actividad económica.

La reacción del inversor: búsqueda de un activo sólido

¿Cómo reacciona el inversor? Según CTF Capital, cuando el público inversor detecta e interpreta esta situación, aparece el miedo a la inflación y al default. En otras palabras, el miedo a la pérdida de valor de sus activos, etc. Entonces comienza a buscar una reserva de valor, una moneda o activo ‘sólido’, es decir, un activo que sirva como reserva de valor (ej: que sea escaso, que tenga un efecto deflacionario, etc.).

“Veamos el caso del oro entre el 2006 y 2011: en ese lapso, el oro pasó de valer USD 650 a USD 1.800. En 2008, cuando explotó la burbuja ‘subprime’, tuvo lugar una fuerte crisis de liquidez como la actual, y el oro, aun siendo considerado una reserva de valor, bajó sustancialmente su valor en aproximadamente un 30%. Pero lo relevante es que después de la fuerte crisis, en el año 2011 el oro triplicó su valor”, recordó Prilick

El potencial del oro y el Bitcoin

Según lo analizado por Prilick y Belgrano, hoy estamos frente a una situación de crisis de liquidez similar. Muchos están desprendiéndose de sus activos a cualquier costo. La Fed ya ha empezado a responder con la baja de tasas y emisión monetaria. Algunos expertos opinan que la emisión tenderá a ser realmente agresiva, quizás alrededor de los trillones de Dólares. Frente a tal situación de inminente inflación, los inversores buscarán proteger sus activos en una reserva de valor sólida.

“El oro seguirá siendo la reserva de valor por excelencia, ya consolidada. De manera similar, el Bitcoin tiene una política naturalmente deflacionaria y tiende a la escasez, es decir, también puede ser entendido como una reserva de valor. Además, ha demostrado ser un activo con muchísima liquidez, con un mercado muy activo, que opera las 24 horas y que permite ‘salirse’ de manera inmediata”, resaltó Belgrano.

“Pero, si bien las propiedades del Bitcoin son superiores a las del oro en varios aspectos, es un activo más reciente y la crisis actual ha demostrado que le falta madurez para que pueda ser considerado como el ‘oro digital’. Ha demostrado una volatilidad importante y una correlación importante con los activos tradicionales. La tecnología blockchain sigue siendo muy joven, de cierta manera inmadura, y la capitalización de mercado de bitcoin y crypto en general todavía no es tan grande”, opinó Prilick.

Pero desde CTF Capital creen que hay un factor fundamental que podría jugar en favor del Bitcoin: el 19 de mayo de 2020 tendrá lugar el próximo halving, es decir, se reduce a la mitad la cantidad de Bitcoins que se emitirán por cada bloque. En analogía con el oro, es como si desde esa fecha se redujera a la mitad el número de minas de oro y la cantidad de oro que se produce. Eso genera mayor escasez. Si combinamos esto con la situación actual, se podría generar al mismo tiempo un shock de aumento de demanda (por bienes sólidos y escasos) con un shock de reducción de oferta (causado por el halving), lo que podría ser un fenómeno muy relevante para el precio del Bitcoin.

Conclusión

La conclusión de CTF Capital fue la siguiente: “Suele haber una gran diferencia entre aquellos que no resisten al pánico generalizado y liquidan sus activos en malas condiciones y aquellos que actúan racionalmente, que saben entender los ciclos de mercado y la importancia de los activos con propiedades que los hacen verdaderas ‘reservas de valor’ como el oro o el Bitcoin. Generalmente, existe una transferencia de valor de los primeros a los segundos, quienes toman mejores decisiones para tomar ganancias.

La situación actual de crisis profunda y pánico generalizado está generando una aceleración sustancial de esa transferencia de valor, de los impacientes a los pacientes, a quienes entienden que los activos ‘sólidos’ como reservas de valor son muy superiores a otro tipo de activos.

Estamos frente a un ciclo clásico, que ya hemos vivido. La mayoría responde racionalmente, y no puede ver la situación con claridad”.

Para finalizar, destacaron que Anthony Pompliano citó la siguiente frase de su socio Mark Yusko:“La gente es muy buena en vender lo que está a punto de necesitar, y en comprar lo que tenía que haber comprado antes”. Es decir, venden a la baja y compran cuando el activo ya está en alza.

Referencia: es.cointelegraph.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

También te podría gustar...