Principales retos y preocupaciones de los reguladores en América Latina en materia de criptoactivos

Los pasados 16, 17 y 18 de diciembre se celebró en México el evento “Prácticas Globales de Regulación y Supervisión de Fintech” organizado por la Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas (ASBA) con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo BID-LAB, el cual tuvo como objetivo discutir las prácticas asociadas con el sector Fintech y criptoactivos. Para dicho evento, se revisaron alrededor de 56 jurisdicciones de los cinco continentes con el objetivo de atenderlo siguiente (ASBA, 2019):

  1. Regulaciones específicas del sector Fintech.
  2. Los modelos de negocio Fintech.
  3. Las prácticas en relación con los productos Fintech.

El evento contó con reguladores provenientes de regiones como Bahamas, Brasil, Islas Vírgenes Británicas, Chile, Costa Rica, Curazao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, San Cristóbal y Nieves, Surinam, Bruselas.Dentro de los temas que se abordaron, además de analizar otro tipo de empresas Fintech, tuvo gran relevancia el análisis de cómo tratar a la industria de los criptoactivos y su posible regulación en cada una de las regiones.

Comprensión del ecosistema por parte de los reguladores

Una de las primeras discusiones que se generaron fue la forma en que los reguladores están teniendo un acercamiento con las empresas de criptoactivos. En este caso, algunos representantes como los de Chile, México u Honduras, mencionaron que han conformado mesas de trabajo multidisciplinarias integrando a diferentes representantes relacionados con el ecosistema provenientes de instituciones públicas como privadas.

Los reguladores de Honduras indicaron que los primeros acercamientos con la industria “cripto” se ha llevado a cabo a través de una mesa pública-privada que convocaron y a partir de eso, pudieron realizar un mapeo sobre los procesos de las empresas Fintech. Algunos países como Curazao manifestaron que, si bien es cierto el tema de criptoactivos ha sido bastante discutido, aún no cuentan con alguna Asociación que les permita tener un mejor acercamiento con el sector.

En el caso de Perú, se mencionó que no existen estándares establecidos para estas empresas, pero cuentan con una Asociación la cuál ha sido importante puesto que se encarga de revisar todo lo relacionado con el sector Fintech y criptoactivos, y revisar el grado de idoneidad. Indicaron que han encontrado casos de criptoexchanges en donde los usuarios no han podido retirar su dinero, provocando que estas empresas pongan en duda su credibilidad. En ese escenario, lo que procedió fue que la misma Asociación decidió retirar de su lista a la exchange con el objetivo de no correr un riesgo reputacional.

En general, la mayoría de los reguladores presentes, coincidieron en que las Asociaciones de cada país son una pieza fundamental que permite establecer comunicación entre el gobierno y el sector privado. La relevancia de este tipo de entidades, es que logran conjuntar la opinión de las diferentes empresas y al final, les permite desarrollar puntos más específicos y trascendentes.

Protección de los usuarios

La mayoría de los países, reconocen que la tecnología Blockchain ha sido importante y tiene un gran potencial; sin embargo, para las autoridades las buenas prácticas hacia los usuarios son fundamentales ya que los fraudes a través de esquemas Ponzi fueron relevantes. En ese sentido, para los reguladores es importante que las autoridades cuenten con un sistema de quejas para los usuarios de plataformas digitales, como las criptoexchanges o esquemas de inversión.

Por ejemplo, en México, la Directora General de Evaluación, Supervisión y Protección Financiera de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios (Condusef) indicó que ya tienen las primeras quejas identificadas por parte de algunos los usuarios. Por lo anterior, se ha solicitado a aquellos que soliciten financiamiento, usen criptoactivos o cualquiera que requiera un servicio financiero a través una plataforma digital, que cuenten con una liga en donde se detalle sobre las comisiones. Específicamente en el caso de las criptoexchanges, se tendría qué indicar que una empresa de este tipo “no genera rendimientos o beneficios monetarios por los saldos acumulados por los mismos”. Además, se tiene qué adicionar la leyenda:

“El activo virtual no es una moneda de curso legal y no está respaldada por el gobierno federal ni por el Banco de México. El valor del activo virtual está sujeto a volatilidad y existen riesgos tecnológicos, cibernéticos y de fraudes inherentes a los activos virtuales”.

Además, destacó que existen sanas prácticas las cuáles una plataforma digital como las de criptoactivos, no pueden violentar, por ejemplo:

  1. No proporcionar información engañosa sobre los servicios financieros; es decir, que al inversionista le quede muy claro el riesgo al que está sujeto y las obligaciones de los solicitantes.
  2. Introducir en las operaciones condiciones que no concuerden con la oferta contratada, es decir, las comisiones o servicios que se provean, no pueden estar condicionados a otras actividades o compra de productos.
  3. Para empresas que solicitan financiamiento, no se deben cobrar comisiones previamente.
  4. La publicidad debe ser consistente con lo que la plataforma haya estipulado ante la Ley.
  5. Utilizar información que engañe en los procesos de contratación.
  6. Esclarecer cuál será en mecanismo por el que los usuarios tendrán la posibilidad de cancelar su producto. 

En México, al considerarse el uso de criptoactivos como actividad vulnerable, el Banco Central se reserva la disposición del dinero cuando se identifiquen montos superiores a los $2,500 USD aproximadamente.

Por otro lado, en Honduras los representantes de la Comisión Nacional de Banco y Seguros indicaron que existe una entidad que permite atender reclamaciones y la Comisión les resuelve. Cuando una persona emite una queja sobre entidades no reguladas, por ejemplo, las de criptoactivos, éstas se canalizan a la Dirección de Atención al Consumidor que depende de la Secretaría de Desarrollo Económico. No obstante, resaltaron la necesidad de contar con una plataforma digital que permita captar todas las quejas de los usuarios, así como la atención de las mismas. La perspectiva de estos reguladores es que debe existir un código de ética y conducta de tal forma que no se perjudique a quienes hacen uso de estas plataformas.

El representante de Chile, destacó que es indispensable que las plataformas digitales “cumplan con lo que dicen”. Si bien es cierto actualmente en el país aún no existe una Ley que regule a este tipo de empresas, la única opción que tienen los usuarios es establecer una demanda por el contrato incumplido. Finalmente, en Curazao, están prohibidos todas las transacciones con criptoactivos. No obstante, reconocen que los criptoactivos tienen transacciones internaciones y eso lo hace muy complejo para los reguladores.

Protección de datos

En materia de protección de la información de los usuarios, los reguladores coinciden en que es importante tener conocimiento sobre la procedencia de la información. En este sentido, se reconoce que la información al día de hoy es un activo intangible y tiene un valor de suma importancia para los servicios financieros a través de internet. Por lo anterior, una de las preocupaciones más importantes es saber qué se está haciendo para proteger los datos de los usuarios en estas plataformas. Consideran que deben contar con modelos que permitan cuantificar el riesgo que existe en el uso de la información.

En este punto, el conocimiento de la tecnología es importante puesto que ciertos protocolos blockchain se destacan por la inmutabilidad y eso puede vulnerar el derecho de los usuarios a que sus datos sean modificados. Si bien es cierto al día de hoy ya contamos con plataformas y arquitecturas blockchain que permiten hacer flexible esta opción, al final es indispensable que los reguladores tengan conocimiento sobre ello y que se tenga un conocimiento diversificado ya que, con frecuencia, se piensa que todas las soluciones blockchain son similares al protocolo de bitcoin.

Riesgos

La mayoría de los presentes indicaron que no tienen aún claro cómo es que las empresas Fintech y de criptoactivos, están realizando la evaluación de los riesgos sobre los servicios que ofrecen. Por esta razón, consideran necesario especificar los parámetros que aplican para cuantificar dichos riesgos. Por ejemplo, el representante de Chile mencionó que existe una normativa sobre el cumplimiento de la promesa del servicio, por lo tanto, cuando se realiza una transferencia electrónica, se les pide a los bancos que cuenten con disponibilidad e inmediatez. Si bien es cierto, en países como México, dichos criterios existen para los Sistemas de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), no todos los países lo tienen claro en materia de criptoactivos por ello consideraron importante que estos dos últimos criterios, sean cuantificados para tener conocimiento de su capacidad de respuesta ante el surgimiento de contingencias.

Otro riesgo que consideran latente, es saber cómo identificar los recursos de los dueños de las empresas. La preocupación se centró en cómo mejorar las prácticas para prevenir el lavado de dinero puesto que en muchas ocasiones no se tiene el conocimiento de los recursos de quienes emprenden este tipo de proyectos. En Chile los bancos cerraron las cuentas de exchanges de criptoactivos argumentando cuestiones de lavado de dinero; sin embargo, la corte obligó a abrir las cuentas nuevamente dado que no se podía probar la existencia de lavado de dinero.

Enfoques sobre la regulación

Una de las principales complejidades a las que se enfrentan los reguladores, es que no existe un panorama lo suficientemente claro para saber dónde podrían encajar los productos Fintech, entre ellos los criptoactivos, en las leyes de cada uno de los países. Si bien es cierto al día de hoy no existen estándares universales en materia de regulación Fintech, la Autoridad de Conducta Financiera establece algunos criterios para establecer una regulación, por ejemplo:

  • Esperar y ver. Consiste en la intervención del regulador cuando se presente una contingencia en una plataforma de este tipo.
  • Licencia a corto plazo. Se otorga un permiso temporal para que las plataformas puedan probar el producto que ofrecen por un tiempo determinado tiempo.

En este último punto, coinciden en que las licencias temporales deben contar una evaluación previa de tal forma que dicha temporalidad, no tenga un impacto sobre la flexibilidad dentro del marco legal. Una de las participaciones destacadas fue la del Director General Adjunto de Supervisión de Modelos Novedosos, conocido como sandbox, en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en México, destacó que muchas empresas que buscan ofrecer productos financieros utilizando tecnología blockchain han pensado en un tipo de autorización temporal bajo esa figura de modelo novedoso.

En general, los reguladores coincidieron que autorizar una empresa de criptoactivos o Fintech, es porque realmente existe confianza en que podrá desempeñarse ampliamente y al final, será financieramente sostenible.

Retos

Durante los 3 días de actividades, fue posible generar una discusión importante sobre el entendimiento de la industria de los criptoactivos; asimismo, se identificaron algunos retos para consolidar un enfoque regulatorio, entre los más importantes se mencionó:

  • La importancia de contar con el conocimiento sobre el funcionamiento de la tecnología de tal forma que la supervisión sea con amplio conocimiento de causa.
  • La educación financiera, puesto que coinciden en que los países de Latinoamérica aún enfrentan retos en materia de información financiera en los diferentes niveles de educación.
  • Garantizar que las plataformas que operen con criptoactivos no sólo sean funcionales, sino que sean seguras, puesto que el registro que tenían hasta hace algunos meses, es que los exchanges de criptoactivos eran hackeados por lo menos una vez al mes.

En el caso de Honduras, indicaron que es importante plantear objetivos específicos para generar una alianza entre las empresas y el gobierno de su país. En este sentido, se menciona el hecho de que los reguladores en materia financiera cuenten con una mayor representación y pueda interactuar con otros reguladores del país, por ejemplo, entidades que protejan a los usuarios, las cámaras de comercio, por mencionar algunas.

Asimismo, perciben un empoderamiento de las Fintech de tal forma que les permita estar preparados ante los requisitos que les pudiesen solicitar. Han identificado que la mayoría de los emprendedores de este sector provienen de otros países y son muy activos, solicitando reuniones todas las semanas. Incluso, reconocen que las empresas de este tipo y las Fintech en general, han expresado su preferencia por ser reguladas.  

Referencia: cointelegraph.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

También te podría gustar...