Los migrantes venezolanos están utilizando Bitcoin para las remesas

En 2018, Deimer González empacó su diploma universitario, ropa y una billetera móvil con 1.5 Bitcoin en ahorros y salió de Venezuela. Lo que se desarrolló a lo largo de 2019 ofrece un microcosmos para los usuarios venezolanos de bitcoins en todo el mundo.

Como ingeniero mecánico de Caracas, anteriormente empleado por la compañía estatal de petróleo y gas natural de Venezuela (PDVSA), González le dijo a CoinDesk que esos mismos ahorros le permitieron mantener a sus padres cuando comenzó a construir una nueva vida en Buenos Aires, Argentina.

Igualmente dijo lo siguiente: “Siempre pude devolver el dinero gracias a mis ahorros, ahorrando mi salario en pesos».

Con un estimado de $ 3.7 mil millones en remesas enviadas en 2019, el dinero del exterior es una fuente cada vez mayor de ingresos para las familias venezolanas. Como tal, bitcoin y las criptomonedas han asumido un papel más importante para facilitar las transacciones transfronterizas.

Además, los migrantes están usando criptografía durante el proceso de reubicación, ya que a menudo es difícil para los inmigrantes desempleados acceder a servicios financieros en sus nuevos países.

Tal es el caso de Wolfang Barrios, un comerciante de Caracas que le contó a CoinDesk sobre su experiencia al llegar a Chile sin ahorros en la moneda local. Informó lo siguiente, Barrios:

    «No tenía un trabajo estable, suficiente dinero o una cuenta bancaria. Podia enviar las remesas solo uso criptografía”.

Además, mantener una familia en Venezuela no es fácil, incluso con dólares. En mayo, el economista venezolano Luis Oliveros colocó el costo de la vida en el país tan alto como $ 900 por mes para una familia de cinco, con una canasta básica de alimentos que cuesta aproximadamente $ 300 por mes. En contexto, el salario mínimo en Venezuela es actualmente equivalente a $ 15 por mes, aunque los economistas sospechan que esta tasa no durará mucho.

En el caso de González, ni su salario mensual anterior de $ 5 como trabajador de PDVSA ni sus remesas de bitcoin, no ofrecen lo suficiente para mantener a su familia.

«Ahora envío $ 50 en bitcoins y todavía no es nada», dijo, y agregó que sus padres deben trabajar para mantenerse, sin planes de mudarse de Venezuela”.

El negocio de las remesas

Quizás debido a todos estos desafíos, las empresas de cripto remesas podrían comenzar a florecer en Venezuela.

Uno de esos empresarios, que pidió ser identificado solo por su primer nombre, Jesús, trabaja para la plataforma de remesas Perú-Venezuela Local Remesas.

«Recibimos entre $ 200.000 y $ 300.000 por mes», dijo, explicando cómo la plataforma actualmente intercambia pesos por bitcoin, para luego ser intercambiados por bolívares en Venezuela.

Como resultado, el procesamiento de pagos de fiat a cripto es un negocio lucrativo en Venezuela.

Según la Policía de Migraciones e Inmigraciones de Perú, el país es la segunda opción para los inmigrantes venezolanos, con más de 865.000 llegadas hasta la fecha. Incluso el gobierno de Nicolás Maduro lanzó recientemente su propia plataforma de remesas, que utiliza Petro (PTR) basada en blockchain.

En cuanto a Jesús, dijo que el truco para intercambiar al mejor ritmo es usar contactos directos:

    «LocalBitcoins es aproximadamente un 3 por ciento más caro que usar mis propios contactos».

Aquí está la trampa

Sin embargo, para muchos de estos usuarios de bitcoin, los pagos criptográficos son simplemente un último recurso.

Una tasa de inflación diaria del 3 por ciento y la constante devaluación del bolívar han hecho que el intercambio de bitcoin sea muy útil para quienes viven en Venezuela. Pero en otras partes de América Latina, algunos usuarios de bitcoin prefieren usar fiat tan pronto como la situación sea sostenible.

Mariluna De La Concha, una defensora de cripto venezolana que vive en México, le dijo a CoinDesk que envió remesas en cripto a su familia desde 2016 hasta principios de 2019. Ahora solo le envía pesos a su madre.

«No es conveniente intercambiar criptografía», dijo. «En Venezuela tiene un buen valor debido a la inflación, pero es muy caro para mí desde aquí».

Su elección de usar esas plataformas de intercambio costosas pero conformes también era una cuestión de seguridad. Se han reportado casos de fraude de forma anónima en chats privados venezolanos, donde las cuentas bancarias estadounidenses de usuarios venezolanos son reportadas y bloqueadas después de una transacción. Todo debido a las sanciones unilaterales de los EE.UU.

Una fuente anónima le dijo a CoinDesk que incluso existe la sospecha de que la policía del gobierno está rastreando las transacciones de las plataformas de intercambio para extorsionar a los usuarios de bitcoins. Esta es una información tendenciosa ya que el estado venezolano está realizando transacciones en bitcoin, a fin de evadir las sanciones unilaterales de los EE.UU.

Para González, el ingeniero mecánico que huyó en 2018, la situación lo llevó a cambiar y enviar  moneda fiduciaria a casa. Dijo González:

    «Ahora soy más titular de bitcoin».

Los problemas financieros de los venezolanos los están resolviendo con mucha creatividad, la tecnología blockchain-bitcoin les ha ayudado mucho.

Referencia: coindesk.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *