Digital Shadows asegura que extorsionadores han obtenido más de $300.000 en criptomonedas de sus víctimas

Cada día, los delincuentes informáticos se vuelven más creativos a la hora de diseñar métodos para arrebatar las criptomonedas a sus dueños. Uno de los métodos que está empezando a ganar popularidad es la extorsión, que tuvo un particular pico durante 2018.

La agencia de seguridad cibernética Digital Shadows, emitió hace poco un informe donde aseguraba que más de 300.000 dólares en criptomonedas habían ido a parar a manos de extorsionadores, que amenazaban a sus víctimas con revelar secretos íntimos si no pagaban una suma en monedas digitales.

Para realizar la investigación, la agencia analizó 792.000 correos electrónicos. Gracias a ellos descubrieron que los delincuentes recibieron aproximadamente 332.000 dólares en más de 3.100 direcciones diferentes de Bitcoin. Luego, todo ese dinero fue depositado en tan sólo 92 direcciones.

La extorsión es un método en el cual los delincuentes “secuestran” información personal y piden un rescate a cambio. El modus operandi consiste en que el extorsionador provee una contraseña a la víctima, conocida como prueba de compromiso, y luego asegura tener vídeos de la persona viendo contenido para adultos en línea.

Luego de expuesta la situación, el delincuente ofrece lo siguiente: pagar la cantidad solicitada a la dirección de BTC que se indica, o se publica el video en Internet.

Estos ataques, que comenzaron a popularizarse en 2017, fueron hechos a escala global, con servidores en diversas partes del mundo. El informe muestra que entre los principales países afectados por esto figuran Vietnam (8,5%), Brasil (5,3%) y la India (4,7%).

Otro dato interesante que descubrió la firma británica de seguridad fue que estos delincuentes encontraban cómplices, en especial del área informática, para realizar estos ataques. Al mismo tiempo, encontraron que los extorsionadores estaban haciendo uso de otras redes para elegir a sus víctimas, como LinkedIn.

Estos criminales también han evolucionado en la excusa de la extorsión. Muchos dejaron la amenaza del video en el pasado y la sustituyeron por la posibilidad de vender la información personal de la víctima en la DeepWeb o utilizar sus credenciales de no acceder con las demandas impuestas.

Los delincuentes cibernéticos que utilizan criptomonedas para cumplir con sus fines se han incrementado a medida que la popularidad de más monedas digitales aumenta.

Sin embargo, es importante recordar que así como las criptomonedas son empleadas como medio de pago para algunos de estos ataques, la forma de pago más empleada sigue siendo el dinero tradicional. Por lo que no es correcto culpar a la moneda, sino tener en cuenta que los únicos responsables son los criminales.

Referencia: criptotendencia.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/ o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *