El mercado de las ICO podría ver una disminución importante en el 2019

Los analistas observan una baja en los proyectos desde finales de 2018. Las presiones regulatorias y la estafas son algunas de las razones de la disminución. El mercado de las ICO podría ver una disminución importante en el 2019

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) planteó esta semana la idea de aprovechar las ventajas de las ofertas iniciales de monedas (ICO) para el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (Pymes). Sin embargo, el organismo internacional considera que los reguladores globales deben trabajar en conjunto a fin de regular estos esquemas para que puedan ser utilizados adecuadamente con estos fines, considerando que se trata de uno de los métodos de recaudación de recursos más destacados dentro del ecosistema de los criptoactivos.

Sin embargo, recuerda que la incertidumbre regulatoria que las rodea actualmente expone a los inversionistas a una serie de riesgos, incluyendo entre ellos los peligros de actividades fraudulentas. En consecuencia, plantea la necesidad de que los responsables de la formulación de políticas generen las condiciones necesarias para facilitar el desarrollo de las ICO de forma segura. Con ello, según la OCDE, se facilitaría un uso más seguro de los tokens emitidos en estas ofertas.

Se trata de un planteamiento poco novedoso, tomando en cuenta que las inquietudes y los procesos regulatorios de muchos países han arrancado desde 2017 enfocándose en la supervisión de estas ofertas. No obstante, la mayoría de los análisis apuntan a que las ICO retrocederán en el mercado este año, aunque ya desde finales de 2018 se viene registrando esta tendencia a la disminución de estos proyectos, debido -entre otros factores- a las presiones de la regulación

El escenario de las ICO en 2019

Como preámbulo a la disminución de los proyectos que se preveé para este 2019, un informe publicado el pasado 16 de enero por la casa de cambio BitMEX Research, ratifica que es muy poco probable que se repita la fiebre de las ICO que tuvo lugar entre 2017 y principios de 2018, aun cuando sigan apareciendo promotores de proyectos que intenten recaudar dinero de esta forma.

En ese sentido, la firma calcula una baja de aproximadamente cinco mil millones de dólares en las recaudaciones, a pesar de que muchos emisores llegaron a manejar ganancias que se estiman en más de 24 mil millones de USD el 2018.

Para demostrar este hecho, la plataforma Icobench asegura que en las primeras dos semanas de 2019 los proyectos ICO recaudaron aproximadamente 90 millones de USD, la mayoría de ellos (unos 80.2 millones de USD) relacionados con los fondos del proyecto Chelle Coin ICO. De esta forma, el informe indica que, a pesar de la gran cantidad de ICO en progreso, solo se pudieron recolectar 6 millones de USD en fondos entre el 1 de enero y el 7 de enero, siendo una de las semanas con la recaudación más baja desde 2017.

Este comienzo en baja, se ve como la continuidad de una tendencia observada desde la segunda mitad de 2018, cuando comenzaron a disminuir las ofertas, en comparación con el primer semestre de ese año. En ese lapso, el monto recaudado se redujo a 500 millones de USD, lo que representa un 65% menos en relación al monto recaudado a principios de 2018, de acuerdo a Icobench

La influencia de los procesos de regulación de las ICO

Entre una de las principales causas que se mencionan para la disminución de los proyectos ICO, algunos analistas citan a las presiones regulatorias El aumento de los controles y una mayor exigencia en la supervisión parece ser una de las razones. Este aumento de medidas regulatorias por parte de las autoridades, enfocadas principalmente en delimitar las libertades de las ICO, se está observando en todo el mundo.

Destacan en esta área las acciones llevadas a cabo por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) que en los últimos meses actúa sobre la base de los riesgos identificados en torno a las ICO, y que además calificó a la mayoría de los tokens, a excepción de bitcoin y ether, como valores.

Este hecho significó un cambio en la regulación y colocó a muchas startups en la disyuntiva de definir bien sus tokens antes de lanzar su iniciativa, puesto que de llegar calificar como valor, el proyecto de inmediato debe cumplir con una serie de requisitos que exige la Ley de Valores.

Los temores arreciaron cuando la SEC publicó dos circulares a través de las que dió a conocer que CarrierEQ Inc (AirFox, como es conocida) y Paragon Coin Inc. fueron multados con 250.000 USD por emitir valores digitales sin el apropiado registro. Además de la multa, las compañías acordaron devolver los fondos a los inversionistas que lo soliciten y sumar sus tokens a la lista de valores registrados ante la Comisión de Bolsa y Valores.

Estos casos generaron dudas e incertidumbre sobre el estatus de muchas criptomonedas y se convirtió en una amenaza que afectó significativamente al crecimiento y emancipación del mercado de las ICO, al restringir el accionar de estos emprendimientos dentro de las pautas del mercado de valores, sin ofrecer una alternativa regulatoria distinta, a pesar de tratarse de un activo diferente a las acciones.

Como una forma de ayudar a resolver dudas, la SEC publicó en noviembre pasado una guía sobre la clasificación de las criptomonedas, a fin de facilitar a los emprendedores la labor de identificar cuándo se comportan como valores y cuando no

No obstante, los miembros del criptoecosistema de Estados Unidos solicitaron al Congreso nacional la aprobación de leyes pensadas para regular la industria de las criptomonedas, pero de momento prevalece la adecuación de los moldes del pasado para el ecosistema. En una línea de acción semejante se han pronunciado organismos reguladores de otros países, entre ellos España.

Aunque las acciones excesivamente controladoras por parte de los reguladores pueden haber influido en la baja en el número de proyectos ICO, por el contrario, otros análisis atribuyen el hecho a la falta de protección financiera para los inversionistas.

La OCDE, en el documento donde propone a las ICO como alternativa de financiamiento para la Pymes, resalta este elemento. Expresa que la dificultades de muchos inversionistas para obtener reparación y compensación, en situaciones en que la cobertura por las leyes de bancarrota no aseguran los fondos de los participantes en estas ofertas. De ahí su planteamiento de la adecuada regulación. El riesgo de fraude es alto. Los riesgos operacionales relacionados con la tecnología de contabilidad distribuida, el riesgo cibernético y los problemas de privacidad de los datos exponen a los inversionistas. Suscribirse a ofertas de ICO y pymes que emiten tokens expone a riesgos significativos.

Sobre esta situación la firma de consultoría y seguridad, Chainalysis, reportó que un total de 36 millones de USD en ether fueron robados por estafadores el pasado 2018, constatando que las pérdidas por estafa se han duplicado en la comunidad de Ethereum en comparación con años anteriores. Entre los métodos más populares para la comisión de esta estafas, el reporte mencionó a las ICO, las cuales tuvieron una importante presencia debido al auge que tuvieron en los primeros meses del año pasado.

Se citan, como ejemplo, las iniciativas como Bitconnect y Centra Tech, dos de los casos más sonados de campañas de financiamiento fraudulentas. Estos proyectos han sido llevados a la corte y sus directivos aún se encuentran en investigaciones judiciales por presuntos delitos.

En estos cálculos sobre fraude con ICO se incluyen casi 100 millones de USD robados a través de las llamadas estafas de salida o de huida, las cuales se promovieron encubiertas como ofertas Iniciales de moneda, de acuerdo con la investigación publicada en agosto de 2018 por la firma de inteligencia blockchain Diar. La información dio cuenta de por lo menos unas 14 ICO en los últimos dos años, que escamotearon fondos de los inversionistas, robando unos 96.8 millones de USD.

Coincidencia con el mercado en baja

A pesar de las consideraciones respecto a los montos robados por estafas con ICO, la firma Diar refiere que los robos representan un pequeño porcentaje de la recaudación total a través de ICO, la cual alcanzó niveles históricos en los primeros 5 meses de 2018, al totalizar 13.7 mil millones de USD. Queda, por tanto, considerar, como otro elemento influyente en la baja de iniciativas, el mercado en baja.

Es así como la probable falta de interés de los inversionistas por lanzar ICO no solo se relaciona con el aumento de medidas regulatorias y los fraudes, sino también con el mercado bajista que caracterizó al 2018, el cual se agudizó a finales de año y se mantiene en este 2019. Esta disminución de los precios de las criptomonedas ha hecho que muchos emisores no puedan cumplir con la promesas realizadas a través de sus emprendimientos.

Se trata de una tendencia natural en cualquier mercado que esté en baja, pues el mismo comportamiento se observa en el mercado de valores, que presenta menos salidas a las bolsas convencionales cuando las acciones están en baja. Por tanto, tomando en cuenta los tres elementos que están incidiendo simultáneamente en el criptomercado (regulación, fraudes y precios en baja) se estima que la actitud que seguirán los emisores de ICO a lo largo de este año será de precaución.

Referencia: criptonoticias.com

Descargo de responsabilidad:InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios.Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *