Venezuela: uno de los mercados más grandes para Criptos en el Mundo

En Venezuela el Bitcoin y altcoins (particularmente Dash) ingresaron, proporcionando reservas de valor a los venezolanos. El ascenso meteórico de la criptomoneda en Venezuela no se debe simplemente al deseo de evitar los peores efectos de la hiperinflación. También proviene de los intentos proactivos que ciertas criptomonedas han hecho para establecerse dentro de Venezuela

Crecimiento de Bitcoin

Como una indicación de la medida en que el uso de criptos ha crecido en Venezuela, vale la pena mirar los cuadros de comercio proporcionados por el sitio web de Coin Dance para la criptobolsa LocalBitcoins, que permite cotizaciones peer-to-peer entre dos partes en cualquier parte del mundo.

En noviembre del 2013, en Venezuela se intercambió un total de dos Bitcoin por VEF en la bolsa de LocalBitcoins. Este volumen modesto, sin embargo, aumentó rápidamente para el 2014 que fue 64 Bitcoin negociados en diciembre, en un momento en que el valor de BTC se había reducido a $311 alrededor de $932 a principios de año. Muchos grupos e individuos estaban comenzando a reconocer el papel vital que la cripto. Un comerciante venezolano de Bitcoin dijo a Reuters en octubre de ese año: “Aunque Bitcoin es volátil, sigue siendo más seguro que la moneda nacional”.

Mientras que Gerardo Mogollón, un profesor de negocios en la Universidad de Táchira, le dijo a la agencia de noticias: “Estoy enseñando a la gente a usar Bitcoin para eludir los controles de cambio”.

En el año 2015 fue un año aún mejor para Bitcoin, 319 Bitcoin se comercializaron en LocalBitcoins por VEF solo en el mes de febrero. Esta cifra excluye los volúmenes en las bolsas venezolanas como Surbitcoin, que en el 2015, Bitcoin Venezuela informó que era “el segundo más grande en volumen de transacciones en América Latina después de Brasil”. También palidece en comparación con el número de Bitcoins comercializado durante todo el año, que era 983 por ciento más grande que el total del 2014 (190) y valía alrededor de $1.281 223 (basado en un precio anual bruto promedio para Bitcoin de $622).

Por su parte, en el 2016, el número total de Bitcoin comercializados a través de LocalBitcoins fue de 8624, un aumento del 318,8 por ciento con respecto al año anterior. En el 2017, el número total de BTC comercializado en LocalBitcoins aumentó nuevamente, aumentando a 21 556 un aumento del 150 por ciento con respecto al total de 2016. Dado que Bitcoin en sí mismo se encareció en el 2017, llegando a $19.000 en diciembre esta expansión ofrece una clara indicación de cuán codiciados se volvieron Bitcoin y la criptomoneda, ya que la inflación subió a otro pico de 1.369 por ciento, según cifras publicadas por el parlamento venezolano dirigido por la oposición.

Según Coin Dance, se compraron 14.886 Bitcoin con VEF en LocalBitcoins entre el comienzo del 2018 y el 18 de agosto. Esto es casi 1000 menos que los 15.868 BTC comprados en el mismo período del año pasado, aunque ha habido un claro repunte en volúmenes de comercio durante el mes pasado. Ya, incluso antes de que las cifras para la última semana de agosto estén disponibles, el número total de Bitcoin negociados en LocalBitcoins había llegado a 2.532, en contraste con los 1.558 negociados durante todo agosto en el 2017.

Esto podría presagiar un aumento acelerado ya que Venezuela ve el resto del año. De cualquier manera, los volúmenes de comercio son altos, y la reputación de Bitcoin como alternativa al bolívar está firmemente consolidada a los ojos de muchos venezolanos. “Afortunadamente, siempre he sido fanático de Bitcoin y de la tecnología Blockchain”, escribió un usuario venezolano de Bitcoin en Reddit AMA desde julio:

Dash

Sin embargo, esta imagen lineal del ascenso de Bitcoin se complica por tres hechos simples: a) no es la única criptomoneda disponible para los venezolanos, b) su crecimiento se vio obstaculizado por una ofensiva gubernamental contra la minería de Bitcoin entre marzo del 2016 y enero del 2018, y c) ha sufrido (particularmente en el 2017) de tarifas de transacción relativamente altas y tiempos de confirmación. Como resultado, los venezolanos han incursionado cada vez más en otras monedas a medida que su crisis económica se ha desarrollado, incluyendo Ethereum y Zcash.

Sin embargo, es Dash quien lidera la carga como la altcoin más popular y posiblemente la criptomoneda más popular.

En agosto del 2016, Dash se agregó como una criptomoneda comerciable al intercambio Cryptobuyer, con sede en Caracas, que informaba sobre la “creciente demanda” de criptomonedas en ese momento. “Nuestra asociación con Dash es valiosa”, explicó el gerente general de Cryptobuyer, Jorge Farías, en un comunicado de prensa, “especialmente para los clientes que usan monedas fiduciarias inestables, y el ejemplo perfecto se puede encontrar en Venezuela ahora. Las alternativas para acceder al dinero sin los bancos tradicionales están ganando tracción rápido, y estamos increíblemente seguros de que Dash florecerá en esta economía”.

Desafortunadamente, es difícil encontrar sitios web que ofrezcan datos de volumen específicos en el mercado DASH/VEF, por lo que no hay una lectura objetiva y pública de cuán rápido se ha expandido el uso de Dash desde finales del 2016, o de cómo se compara con el volumen de Bitcoin. No obstante, las indicaciones que están disponibles sugieren que se ha vuelto envidiablemente popular desde el 2016, con Dash Core Group anunciando el 22 de agosto que Venezuela era el segundo mercado más grande de criptomonedas, después de Estados Unidos.

De hecho, la superioridad de Dash respecto a Bitcoin, en términos de tarifas de transacción y tiempos de confirmación, es tal que ahora la criptomoneda es la más popular en Venezuela entre los comerciantes o al menos esto es lo que Dash afirmó en un artículo de julio, sin proporcionar cifras comparativas. Como mínimo, Ryan Taylor afirma que más de 800 comerciantes en Venezuela ahora aceptan Dash, y aunque no existe una fuente autorizada para el número de comerciantes que ahora aceptan Bitcoin, Coinmap actualmente incluye un poco más de 160 comerciantes en el país que aceptan BTC (según lo informado al sitio web por los usuarios, por lo que el número real puede ser un poco mayor).

Distinguiéndolo de otras monedas, el 10 por ciento de sus recompensas en bloque se destinan a un fondo de tesorería que asigna fondos a proyectos votados por nodos principales de Dash. Como resultado, el Grupo Dash Core ha podido invertir alrededor de $1 millón de dicho financiamiento para promover y crear conciencia sobre Dash en Venezuela, con estos fondos dirigidos a anuncios publicitarios y representantes de ventas. Por ejemplo, Dash Caracas la autoproclamada primera comunidad Dash en Venezuela comenzó a celebrar conferencias educativas en septiembre del 2017, que ahora albergan a alrededor de un millar de asistentes.

Claramente, con los defensores de Bitcoin y Dash brindando apoyo a los venezolanos, no es de extrañar que las criptomonedas hayan ascendido a las alturas que han presenciado hasta ahora en el 2018. El aumento de las criptos en Venezuela no se trata solo de inflación o control de capital, sino también de iniciativa empresarial y evangelismo.

El Petro 

El gobierno anunció a principios de diciembre del 2017 que emitiría su propia criptomoneda respaldada por petróleo, el Petro.. La minería de criptomonedas parece haber seguido aumentando su popularidad, con un titular del artículo de May Bloomberg quizás no sin cierta exageración que decía: “Hay una máquina de criptominería en cada hogar en Caracas”.

El Petro nace con un valor inicial fijado en 60 dólares estadounidenses. El Petro se anunció como una criptomoneda respaldada por las reservas de petróleo, según su libro blanco publicado en la web oficial, elpetro.gob.ve, “será un criptoactivo soberano respaldado por activos petroleros”. El presidente venezolano especificó que el Petro tendrá un valor de 3.600 Bolívares Soberanos, para fijar el valor del trabajo y bienes y servicios.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el aumento del salario mínimo fijado a medio Petro lo que equivale a 1.800 Bolívares  Soberanos. Desde el Palacio de Miraflores, el mandatario venezolano indicó que preparó un Programa de Recuperación Económica con el fin de fijar el Petro como unidad de cuenta venezolana, como moneda de conversión internacional y colocar el Petro como anclaje de toda la economía. Anclar el Bolívar al Petro, tiene todas las características de convertirse en el punto de inflexión en el estado de rebote de la economía venezolana.

El futuro

Desde el comienzo de este año, ya ha habido un aumento de 344,6 por ciento en el número de Bitcoins negociados para bolívares venezolanos en la criptobolsa LocalBitcoins, un porcentaje aún más impresionante por el hecho de que no tiene en cuenta otras criptobolsas y otras criptomonedas como Dash. No hay duda de que Dash, Bitcoin y el Petro continuarán creando consciencia entre los venezolanos acerca de los beneficios de las criptomonedas.

Referencia:es.cointelegraph.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *