Venezuela prohíbe importaciones de equipos mineros de criptomonedas.

Según se informa, el país más económico del mundo para explotar Bitcoin, las autoridades venezolanas han tomado medidas enérgicas contra las operaciones mineras locales al prohibir cualquier importación nueva de hardware de minería, incluidos ciertos tipos de tarjetas gráficas y computadoras, así como de mineros de ASIC.

Mientras que el gobierno ha adoptado la criptomoneda con el lanzamiento de Petro, el cripto estatal ligado al valor del petróleo, su postura sobre los mineros locales no es tan acogedora. La actual crisis económica venezolana es la peor que ha visto el país, lo que ha provocado la hiperinflación de la moneda, la deuda paralizante, la escasez de alimentos y la agitación civil generalizada. A medida que el gobierno imprimía enormes cantidades de dinero, el salario mínimo perdía poder adquisitivo: el gobierno seguía imprimiendo dinero y al mismo tiempo elevaba los salarios, haciendo que la economía perdiera el control tras un colapso inicial por la caída de los precios del petróleo.

El bolívar, la moneda fiduciaria nacional de Venezuela, ha perdido el 99,99% de su valor en los últimos cinco años, mientras que la inflación ha subido a una tasa anual del 16.147 por ciento. Utilizado como confeti en juegos de béisbol y escalas de pesaje en las tiendas de delicatessen, el dinero es esencialmente inútil: el gobierno ha anunciado un plan para cortar tres ceros desde el final de la moneda a partir del 4 de junio.

Muchos venezolanos recurrieron a la criptomoneda cuando el colapso comenzó a empeorar, utilizándola como una reserva de valor en sus esfuerzos por tratar de preservar sus menguantes ahorros. Miles de personas comenzaron a explotar Bitcoin y otras criptomonedas, debido al alto costo de la vida, el gobierno impuso un congelamiento al costo de las facturas de servicios públicos, y por el momento el costo de pagar las facturas de electricidad, teléfono, agua y calefacción es casi lo mismo que el precio de una taza de café en una cafetería.

A un costo de alrededor de $ 530 por BTC, Venezuela es el país más barato del mundo para explotar Bitcoin y Caracas, en particular, se ha convertido en un centro minero ya que los ciudadanos luchan por sobrevivir.

Pero no más. Los medios locales informaron ayer que una nueva política del gobierno establecida en abril ha estado en vigencia, prohibiendo el equipo de minería para evitar que las personas abandonen por completo la moneda estatal. Las autoridades aduaneras decomisaron equipos de cómputo por aire y mar en la represión nacional.

Las compañías de envío Liberty Express y DHL se han adaptado a las nuevas medidas, ya sea actualizando sus páginas para informar a los usuarios de las nuevas restricciones o enviando avisos directamente a los clientes. La Asociación Nacional de Criptomonedas se reunirá con la Superintendencia de Criptoactivos y Actividades Relacionadas con Venezuela para discutir el tema y quizás delinear un límite de tiempo para la prohibición.

El superintendente Carlos Vargas dijo en abril:

“Estamos en un proceso de evaluación para seleccionar y autorizar a las empresas que están calificadas para importar y comercializar equipos de minería digital y ser responsables de las garantías respectivas en nuestro país”.

Vargas advirtió a las personas que tengan cuidado con lo que compraron para las operaciones mineras, ya que hasta el momento ningún equipo ha sido certificado o aprobado por los reguladores.

Fuente: ccn.com

Descargo de responsabilidad: Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir. Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no representan necesariamente los puntos de vista de infocoin, y no deben ser atribuidas a, Infocoin.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *