¿Es Importante la Prueba de Quemado o Proof of Burn?.

La Prueba de Quemado se ha presentado como un algoritmo que no solo busca posicionarse como alternativa a otros mecanismos de consenso entre los usuarios de una plataforma, sino que también implica beneficios para una Blockchain y una criptomoneda, tanto en los aspectos de minería, como en su economía o en la emisión de un token.

De tal modo que, en los algoritmos utilizados por las cadenas de bloques para lograr el consenso entre los miembros de su red, se han visto afectados por inconvenientes con la evolución del mercado. Luego de que la Prueba de Trabajo (Proof of Work) comenzara a generar los problemas de costos con los nuevos equipos de minería y el alto consumo eléctrico, fueron desarrollándose otros sistemas como la Prueba de Participación (Proof of Stake) y la Prueba de Capacidad (Proof of Capacity) que hicieran del consenso un proceso más sencillo y económico, pero igual de seguro y confiable para mantener la información.

Por  consiguiente, la Prueba de Quemado o Proof of Burn, se ha convertido en otra de las opciones ideadas como algoritmo informático para alcanzar un mecanismo de consenso distribuido más eficiente, que pueda brindar a la tecnología Blockchain un mejor funcionamiento. Este sistema desarrollado por Ian Stewart, tiene como misión atacar el problema de tiempo, costo en equipos y consumo energético que representa la Prueba de Trabajo (PoW) en la mayoría de las cadenas de bloques que lo utilizan.

De este modo, Proof of burn (PoB) es un método utilizado por las criptomonedas para el consenso distribuido como alternativa a la prueba de trabajo y prueba de estaca. El concepto detrás de la Proof of burn es que los mineros prueban que quemaron monedas (es decir, que enviaron las monedas a una dirección verificable y utilizable). Aunque esto es costoso desde la perspectiva de un individuo, la PoB no consume más recursos que las monedas quemadas, a diferencia de la prueba del trabajo, por ejemplo, que tiene el potencial de consumir enormes cantidades de energía para la mina.

Visto de esta forma, este algoritmo aparte de buscar el consenso en la red al igual que otros mecanismos, busca evitar el doble gasto de criptomonedas, manteniendo la cadena de bloques confiable y segura.  Su funcionamiento se basa en que los miembros de la red quemen las recompensas obtenidas del proceso de minería, enviándolas a una dirección pública y verificable (Dirección Comedor) de la que no se puedan volver a gastar al no poder obtener la clave privada correspondiente, proporcionándole además con esta acción, privilegios de minería en la red o algún token de una moneda alternativa.

La Prueba de Quemado puede llevarse a cabo de diferentes maneras, efectuando el quemado con la criptomoneda nativa o también teniendo la posibilidad de hacerlo con una moneda alternativa. Este algoritmo representa una especie de sacrificio a corto plazo para el minero, quien quemando sus recompensas constantemente tendrá más privilegios en la plataforma, logrando así mayores posibilidades de selección para minar los próximos bloques.

Una parte importante de este proceso, es la dirección pública en donde se queman los fondos. Esta dirección suele llamarse “Direcciones del Comedor” y no son creadas de una clave privada en particular, sino más bien de forma aleatoria. Las mismas además son verificables junto con todas las Pruebas de Quemado al operar en la misma Blockchain.

Entre las razones de implementar un algoritmo de Prueba de Quemado, se encuentra el hecho de fomentar entre los miembros de la red un compromiso con el proyecto a largo plazo, de modo que pueda mejorar la economía de la criptomoneda manteniendo sus precios y generando cierta estabilidad. Sobre todo por el mismo hecho de que a largo plazo los usuarios inversionistas no venderán ni gastaran sus unidades.

Generalmente cuando se lleva a cabo una Oferta Inicial de Monedas, estas tienen determinado el número de tokens que se venderán en el proceso. Si sucede que no se realiza la venta en su totalidad, muchas veces los tokens restantes son mantenidos por las compañías, las cuales al generarse un aumento de precio aprovechan esta situación y obtienen dinero gratis vendiéndolas en el mercado.

Del mismo modo, la Prueba de Quemado puede ser utilizada como mecanismo para deshacerse de estas monedas restantes y así mantener cuentas claras con la comunidad, dedicando únicamente el dinero recaudado al desarrollo del proyecto y sin obtener provecho extra de la operación. Otra de las razones en la cual se puede utilizar el quemado es para pagar las tarifas que requieren las transacciones de la plataforma. De esta manera al efectuar una transacción una pequeña parte se quemara como comisión en la red. Otra de las formas de utilizar el mecanismo es para darle valor a un nuevo token desarrollado posterior o recientemente.

Actualmente existen varias alternativas que usan este mecanismo. Una de las más relevantes es el caso de Ripple, que al manejarse con este proceso la red termina obteniendo un beneficio a futuro, resultando con una disminución en el número de unidades y ocasionando directamente un aumento de su precio.

La Prueba de Quemado como algoritmo de consenso y como medio para alcanzar otros propósitos en una plataforma Blockchain, tiene ciertas ventajas y desventajas en su funcionamiento. Por una parte su uso podría proporcionarle a un proyecto cierta estabilidad y proyección a largo plazo, en conjunto con la participación de sus usuarios, al mismo tiempo que facilitaría una distribución de monedas de forma más descentralizada y equitativa. No obstante, todavía mantiene la desventaja que al valerse en parte de la Prueba de Trabajo seguiría requiriendo la utilización de fuertes recursos y de igual forma las ventajas estarían destinadas a aquellos usuarios que estén dispuestos y en capacidad de quemar más unidades.

Actualmente hay algunas criptomonedas que se valen de este algoritmo, como lo es el caso mencionado anteriormente de Counterpaty (XCP) en el cual se valen de una dirección para quemar Bitcoin y emitir sus propios tokens al valor correspondiente. Igualmente Slimcoin (SLM) es otra de las que usa la Prueba de Quemado, pero con la diferencia de que su uso está enfocado tanto al mecanismo de consenso como para su proceso de minería.

Es necesario considerar que aunque hay ventajas claras de la Proof of burn sobre la prueba de trabajo, también hay un número de ventajas que tiene sobre la prueba de estaca. Por ejemplo, Proof of Burn recompensa el riesgo empresarial en lugar de la riqueza porque, con Proof of Stake, cuantas más monedas se jueguen, mayores serán las recompensas, resultando en un escenario potencial de “ricos más ricos”.

Además, aunque las monedas “estacadas” pueden ser robadas hackeando la clave privada de las monedas, las monedas quemadas no pueden ser hackeadas tan fácilmente. Dado que un atacante necesitaría mucho tiempo para obtener una gran cantidad de monedas, el propietario legítimo del particular podría rastrearlas fácilmente.

Referencia: coincrispy.com, proofofexistence.comcryptograffiti.info

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *