HPE y Nokia quieren que usted venda sus propios datos en Blockchain.

 

Con las preocupaciones sobre la privacidad de los datos llegando a un punto álgido en los Estados Unidos y Europa, las principales empresas proponen una nueva solución: Permitir que los clientes controlen y vendan sus propios datos como y cuando lo deseen.

En la conferencia Consensus en Nueva York esta semana, compañías como Hewlett Packard Enterprise y Nokia presentaron alianzas con una startup suiza llamada Streamr, que está construyendo un mercado para los datos sobre una blockchain. El plan es permitir que los consumidores coloquen sus datos, recogidos por cualquier cantidad de dispositivos conectados a Internet, en la blockchain, y luego potencialmente ganar dinero vendiéndolo a una amplia gama de organizaciones, desde anunciantes hasta gobiernos interesados en comprarlo.

Streamr, que planea “tokenizar” los datos en forma de una criptomoneda llamada DATAcoin, o DATA, que ya recaudó $ 30 millones en una oferta inicial de monedas (ICO) el año pasado.

HPE, por ejemplo, ha creado un prototipo en el que los datos de un automóvil pueden recopilarse en su servidor Edgeline y almacenarse en una blockchain, lo que permite a los conductores vender esos datos a partir de la actividad del limpiaparabrisas, esto podría proporcionar advertencias meteorológicas tempranas, a los niveles de combustible, lo que podría ayudar a las compañías de gas a predecir la demanda.

“Los datos que se almacenan en su automóvil son extremadamente valiosos y en este momento los conductores es decir los dueños de los vehículos simplemente los regalan”, dice Raphael Davison, director mundial de HPE para blockchain. “Este tipo de tecnología con blockchain te permite tener control sobre ella, y por lo tanto, la controlas, puedes monetizarla”.

Los administradores de la ciudad tal vez quieran comprar datos recolectados por los automóviles sobre la congestión del tráfico o incluso ubicaciones de baches imperfecciones del asfalto en las viás, mientras que las aseguradoras de automóviles podrían comprar los datos para evaluar el riesgo de los conductores individuales y evaluar las primas en consecuencia. El prototipo blockchain de HPE está instalado en un Audi Q2, pero la tecnología podría eventualmente aplicarse en cualquier automóvil.

“Los fabricantes de automóviles obviamente quieren usarlo, los propietarios les encantaría venderlo, las ciudades inteligentes les encantaría comprarlo, las compañías de seguros les encantaría adquirir esta información”, dijo Davison. Es una cantidad de datos muy valiosos que los dueños de los vehículos los pueden optimizar para luego venderlos y obtener cierto rédito.

Él llama a esto “blockchain 3.0”: si blockchain 2.0 se trata de usar la tecnología para conectar empresas con otras empresas, la siguiente fase eliminará a los intermediarios corporativos y conectará a los consumidores directamente con las empresas que buscan obtener ganancias. Es un proceso donde todos ganan.

“El enfoque en blockchain es que el propietario de los datos es la persona que genera eso. No es la compañía de automóviles”, dice, y agrega que HPE también está explorando formas de permitir que los pacientes controlen y compartan sus propios registros médicos y datos de atención médica. Es decir que desde cada día emergen nuevas formas de creatividad e innovación.

Nokia, por su parte, se ha asociado con Streamr para colocar en la blockchain los datos recopilados sobre los dispositivos móviles de la “estación base” de la compañía de telecomunicaciones finlandesa, esencialmente puntos de conexión Wi-Fi de fuerza industrial. Las estaciones base de Nokia se utilizan con frecuencia en áreas rurales de baja señal, como en granjas donde los sensores habilitados para Internet a menudo se implementan para predecir los patrones del clima y regular el riego y otros procesos.

“Los agricultores quieren tener una estación meteorológica; es posible que también quieran vender esa información”, dice Martti Ylikoski, líder de la evolución del sistema de radio en Nokia.

Streamr también anunció una asociación el miércoles con OSIsoft, cuyo software de datos y análisis se usa para monitorear plantas industriales y otras operaciones para compañías Fortune 500. En ese caso, los clientes de OSIsoft pueden querer usar el token DATA de Streamr para compartir e intercambiar sus datos entre ellos, lo que también podría ayudar a OSIsoft a atraer clientes, dijo la compañía.

Si bien pueden pasar algunos años antes de que la tecnología se adopte lo suficiente como para que los automovilistas y los agricultores puedan vender sus datos, el CEO de Streamr, Henri Pihkala, prevé que, con el tiempo, muchos dispositivos, desde automóviles hasta teléfonos inteligentes, tendrán un simple interruptor de encendido y apagado, para compartir y vender sus datos. La tecnología para hacerlo ya existe, dice Pikhala; es solo cuestión de conseguir que las empresas lo implementen: “Es por eso que nos asociamos con las personas para hacer que estos escenarios sean posibles”.

La criptomoneda, DATAcoin de Streamr actualmente se cotiza a un precio de aproximadamente 12 centavos, por debajo de un máximo de 30 centavos a principios de este año.

En resumen los usuarios de diversos dispositivos pueden comercializar la información, estos datos son valiosos para las empresas que ofrecen diversos servicios, todo esto es posible con la tecnología blockchain-bitcoin. Se espera por nuevos anuncios

Referencia: fortune.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *