¿Bitcoin es la Moneda más Rastreable?.

Michael Perklin, experto en análisis forense digital y jefe de arquitectura de seguridad de la información en ShapeShift, reveló a Binary District que “el Bitcoin como una de las monedas más rastreables del planeta, debido a su falta de soluciones y medidas de privacidad”. A su vez, ha señalado que:

“Bitcoin es una de las monedas más rastreables del planeta y, contrariamente a los informes falsos de los medios en los últimos años, Bitcoin no es anónimo y ofrece muy poca protección de privacidad a sus usuarios. Si un usuario valora la privacidad por encima de todo, las reuniones cara a cara en las que intercambian valor, los productos y los servicios en privado garantizarán que las huellas digitales no queden atrás”.

Y esta característica del Bitcoin ha permitido, por ejemplo, que la Guardia Civil haya sido capaz de desarticular una banda colombiana que se dedicaba al tráfico de drogas en España, usando el BTC para blanquear los beneficios. Debido a la alta trazabilidad, pudieron determinar el origen y destino de las transacciones.

A su vez, la implementación de los sistemas estrictos como Know Your Customer (KYC) y Anti-Lavado de Dinero (AML) en casi todas las plataformas de comercio de Bitcoin reguladas en el mercado, facilita a los funcionarios del gobierno y las agencias de cumplimiento de la Ley rastrear las identidades detrás de las billeteras Bitcoin y transacciones.  Por lo cual no es imposible rastrear la identidad de alguien que haga transacciones y que posea una cartera de Bitcoin.

De este modo, la  trazabilidad del Bitcoin es considerablemente alta, pues es tan transparente que se puede ir recabando información de un monedero, permitiendo identificar a su dueño. Mientras los sistemas estrictos de KYC y AML estén integrados en los sistemas de prácticamente todos los proveedores de servicios de Bitcoin en el mercado, los usuarios de Bitcoin no podrán disfrutar de una privacidad completa.

Por lo tanto, el hecho de que las transacciones en Bitcoin (BTC) sean rastreables y que las principales plataformas que lo soportan almacenen datos personales de sus usuarios, significa que el Bitcoin no es una criptomoneda privada en absoluto. Sin embargo, esta falta de privacidad podría conllevar a problemáticas de seguridad, según Perklin, “ya que en el caso que estas plataformas fuesen hackeadas (como ha pasado anteriormente), valiosa información personal identificable (PII, por sus siglas en inglés) podría verse comprometida”.

Actualmente existen diversas soluciones que se podrían aplicar para aumentar el nivel de privacidad de las transacciones con Bitcoin, como MimbleWimble y Tumblebit, las cuales ejecutan protocolos que dificultan en gran manera rastrear las operaciones con esta criptomoneda. No obstante, mientras que las regulaciones que obligan a las casas de cambio a mantener datos personales de sus usuarios sigan existiendo, las transacciones realizadas con Bitcoin no pueden tener total privacidad.

Igualmente, la creciente popularidad de Bitcoin también provocó la aparición de plataformas y aplicaciones no custodiales que no almacenan ningún tipo de información personal o privada de los usuarios. Entre los ejemplos de plataformas no custodiales se incluyen la billetera de hardware Bitcoin Trezor y la billetera de Bitcoin móvil y web Blockchain

Del mismo modo, Paul Glass, especialista en disputas financieras, discusiones relacionadas a la tecnología y cyberseguridad, en su artículo “How secure is Blockchain?” (“¿Qué tan seguro es Blockchain?”), dice que “en la conferencia asiática Black Hat, en marzo del 2015, la Interpol develó una prueba de un software que podría deshabilitar ordenadores (un malware) permitiendo la desestabilización del Blockchain de los Bitcoin ocultos”. El software emplea la habilidad de introducir datos no relacionados a las transacciones registradas en Blockchain.

Asimismo, investigadores de la Universidad de Newcastle también han introducido una red comandada por bots (programas informáticos que imitan acciones humanas) y un mecanismo de control para enviar mensajes a bots en la red Bitcoin. Estas tempranas demostraciones de potenciales vulnerabilidades y el grado en el que estas puedan impactar a Blockchain por completo todavía no es claro.

Por ello, la paradoja de Bitcoin es que actualmente, a través de Blockchain, se hace pública la información sobre el historial financiero. De este modo, los expertos en la materia aconsejan usar los monederos donde almacenamos criptomonedas una vez y nunca más.

No obstante a todo lo descrito, todas las transacciones de Bitcoin son públicas, rastreables, y permanentemente almacenadas en la red Bitcoin. Las direcciones Bitcoin son la única información usada para definir donde se encuentran y donde han sido enviados los Bitcoin. Estas direcciones son creadas de forma privada por el monedero del usuario. Sin embargo, una vez que se utilizan, estas son marcadas por la historia de todas las transacciones involucradas. Cualquier persona puede ver el saldo y operaciones de cualquier dirección. Dado que los usuarios usualmente tienen que revelar su identidad para recibir bienes o servicios, las direcciones Bitcoin no pueden permanecer completamente anónimas. Es por esa razón que las direcciones Bitcoin deberían ser usadas una única vez.

Referencia: diariobitcoin.comcoincrispy.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *