Cómo el gobierno dio su dinero a los bancos una y otra vez.

Bitcoin fue creado para recuperar el control del dinero por la propia gente, que como se sabe es duramente ganado. Tal vez no exista un ejemplo más amplio de cómo actualmente no tenemos una influencia real sobre cómo se gasta nuestro capital cuando  los bancos obtienen rescates del gobierno a expensas de los contribuyentes. Esta historia tan real ya ha pasado en diversas oportunidades y los banqueros se apropian del dinero de forma impune, luego el gobierno se endeuda y en forma directa se crea mayor deuda pública que termina pagada por las clases sociales más desposeídas, como ejemplo tenemos la crisis de 2008, con la hipotecas basuras.

Una historia que es para despojar del dinero a los contribuyentes. Los gobiernos de todo el mundo han estado rescatando a las compañías durante décadas, es una historia que se repite. Y parece que cada vez que surge una crisis financiera, las empresas fallidas piden a las autoridades que las salven. Si bien en forma directa para dar fondos o simplemente préstamos de buena reputación a empresas físicas como fabricantes de automóviles, aerolíneas y similares esto es perjudicial para la economía, generalmente es más fácil para el público aceptar con el objetivo de salvar puestos de trabajo de la clase trabajadora. Los rescates bancarios, por otro lado, son odiados casi universalmente. Porque los mismos que llevaron  la bancarrota a esas instituciones, reciben el dinero.

Los economistas ven que el rescate de los bancos crea malos incentivos para que los ejecutivos continúen asumiendo riesgos más críticos, sabiendo que los contribuyentes cubrirán las mayores pérdidas, mientras que las ganancias enormes serán mantenidas por ellos. Y el público en general se opone a que los banqueros ‘gordos’ obtengan enormes sumas de dinero debido a sus conexiones amistosas con los políticos. Esta es la razón por la cual los gobiernos y los banqueros centrales siempre deben declarar la situación como una emergencia nacional y advertir que una limpieza del sistema bancario podría causar un colapso económico completo.

Esta teoría es alimentada por la misma mediática que al final sus dueños financian a las empresas de comunicación, redes sociales, revistas digitales, opinadores, que reciben beneficios económicos, de los propios banqueros, es una unión perversa, en detrimento de la sociedad trabajadora.

El ejemplo más reciente de este proceso, la reacción y la futilidad de este proceso, son los rescates bancarios de 2008 de los Estados Unidos. Después de la crisis de las hipotecas subprime en 2007, las principales instituciones financieras estadounidenses se volvieron insolventes el año siguiente y la administración Bush acudió en su ayuda.

El Programa de Alivio de Activos en Problemas (TARP, por sus siglas en inglés), que apuntalaba a los bancos demasiado grandes para quebrar con cientos de miles de millones de dólares de los contribuyentes, fue aprobado con muchas protestas, tanto del lado ideológico de la derecha como del lado ideológico de la izquierda. El controvertido proceso se atribuye a la activación de los movimientos Occupy Wall Street y Tea Party.

Antes de 2008, el mayor rescate bancario moderno en los EE. UU. Era la Ley de Reforma, Imposición y Ejecución de Instituciones Financieras de 1989 (FIRREA). Ocurrió después de la crisis de ahorros y préstamos, y que costó a los contribuyentes un estimado de $ 200 mil millones. Ambos eventos condujeron de manera similar a un mayor control, supervisión y regulación por parte del gobierno de la economía.

¿Qué puede ser peor que un rescate? Una fianza. Cómo el gobierno le dio el dinero de los contribuyentes a los bancos, una y otra vez Por muy malos que sean los rescates bancarios, ahora hay formas aún peores para que la gente sepa que no tiene control sobre su propio dinero. Las fianzas son un concepto nuevo que ha estado flotando en los últimos años, que se refiere a los depositantes que están recibiendo un golpe para rescatar a los bancos en lugar de a los contribuyentes. Como esta es una confiscación de la riqueza más obvia y directa, los gobiernos tratarán de evitar los rescates si pueden simplemente imprimir más dinero fiduciario y contraer más deudas.

Es un círculo viciosos que se repite de forma directa, el gobierno no le explica a la gente, que el futuro se verá incierto y las nuevas generaciones nacerán endeudadas, la calidad de vida disminuye, la pobreza crecerá, los sistemas de sanidad se verán comprometidos, educación y otras conquistas de las clases sociales serás desconocidas, todas estas nuevas penurias no se dice por parte de los gobiernos que hegemonizan el poder.

El precedente de esto fue establecido no por una dictadura en quiebra, sino por la nación miembro de la UE de Chipre, donde se intentó por primera vez una fianza en 2013. Como parte de un acuerdo de rescate de 10.000 millones de euros con el BCE y el FMI, el gobierno chipriota acordó imponer un gravamen sobre todos los depósitos no asegurados en el segundo banco más grande del país y hasta aproximadamente el 48% de los depósitos no asegurados en el banco más grande de Chipre. Este incidente dejó una cicatriz en la psique de muchos lugareños y solo sirvió para hacerlos menos confiados del gobierno y los bancos.

En resumen los sistemas financieros del mundo está atravesando por un momento de desconfianza por parte de sus usuarios, en algunos países la hiperinflación castiga a los ahorristas que ven cómo cada día pierde valor la moneda fiat, igualmente, en otras naciones someten a la los usuarios a pagos por impuestos sobre la renta que hace que su patrimonio casi se termine o desaparezca, por ello, la tecnología blockchain-bitcoin emerge como una solución hecha para que cada persona consciente pueda programar sus gastos y ahorre un excedente para las futuras generaciones que son los hijos, por ello, bitcoin es una solución, donde cada usuario del ecosistema puede tomar el control de su riqueza.

Referencia: news.bitcoin.com

Descargo de responsabilidad: Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir. Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no representan necesariamente los puntos de vista de infocoin, y no deben ser atribuidas a, Infocoin.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *