¿Qué pasará cuando todos los países tengan su propia Criptomoneda?.

En la actualidad de acuerdo a la tendencia del mercado mundial, las economías emergentes y las más avanzadas son las que están liderando la transferencia de dinero físico a dinero electrónico, por cuanto presentan algunas dificultades macroeconómica, sobre todo en Latinoamérica, entre ellas, conseguir divisas (restricción externa) y acceder a los mercados internacionales de deuda a precios razonables. Por ello, se han ido orientando a utilizar el dinero electrónico a través de las criptomonedas, basadas en la tecnología blockchain.

Un ejemplo de ello, es Noruega que avanza de forma vertiginosa para eliminar el dinero físico completamente, mientras que varios países del continente africano, como Kenia, han implementado la moneda electrónica: el 86% de la población ya usa el celular para realizar pagos y enviar dinero. Igualmente, los países en desarrollo podrán recurren al financiamiento proveniente de la emisión de bonos digitales o criptomonedas respaldadas en riquezas naturales.

Del  mismo modo, un consorcio de bancos japoneses liderados por el grupo financiero Mizuho, están preparando el lanzamiento de una nueva criptomoneda, el J-coin, que será plenamente convertible uno a uno en yenes, para frenar la dependencia del efectivo en Japón, la más alta entre los países desarrollados. Por su parte, la entidad nipona Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG), la cuarta más grande del mundo, quiere poner en circulación su divisa para realizar pagos, que aspira a que se use en seguros y otros servicios.

Asimismo, el Banco Central de China está avanzando para lanzar una criptomoneda de origen nacional. En la última reunión de los BRICs se comunicó la intención de desarrollar una moneda digital para hacer frente a la hegemonía del dólar en los pagos internacionales y para agilizar transacciones entre países de ese bloque (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), por lo tanto, están comenzando a crear una criptodivisa “centralizada”, para que sea utilizada como divisa internacional en los pagos internacionales, y es de esperar que otros países o asociaciones de países exploren estas posibilidades para superar las actuales limitaciones que genera la ausencia de coordinación monetaria global.

A su vez, el Banco Central de Canadá, propuso crear una criptomoneda el ‘CADcoin’ para pagos mayoristas, apoyados por la banca privada canadiense y empresas de fintech. Por su parte, el Riksbank (Banco Central de Suecia) emprendió un proyecto similar con una moneda virtual llamada la ‘eKrona’, para pagos minoristas. Venezuela, Rusia, Inglaterra, Japón, China y muchos otros, anunciaron recientemente la intención de crear sus propias criptomonedas estatales, que estén reguladas.

Cabe considerar que, las criptomonedas están soportadas en la tecnología  Blockchain (o cadena de bloques) es una base de datos compartida que funciona como un libro para el registro de operaciones de compra-venta o cualquier otra transacción. De este modo, representan una alternativa para recaudar financiamiento fresco en el mercado internacional a bajo costo y, a la vez, sirven de instrumento financiero como moneda de reserva de valor para combatir la fuga de divisas hacia el dólar que experimentan los países con alta inflación, por lo tanto, las criptomonedas representan una innovación informática que está desencadenando una ola de desregulación en el mercado financiero.

En este orden de ideas, las criptomonedas representan  una innovación, que posee  riesgos y oportunidades. Si bien el año 2018 luce alentador para la criptoeconomía, que ciertamente sigue llamando la atención del mundo hacia esta revolución de la forma en que se adquieren, se venden productos y servicios, y también en cómo se invierte el dinero, es necesario avizorar lo que podría ocurrir en el mercado financiero internacional si cada país adopta su propia criptomoneda.

La oportunidad  más resaltante es la posibilidad para los países en desarrollo de recurrir a sistemas de financiamiento alternativos, evasión de sanciones financieras y de construir alternativas a la dolarización de los intercambios internacionales. Llegaremos a ese día, creo que estamos cerca.

Referencia: telesurtv.netcryptohustle.com,preciooro.com, coinindex.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *