¿De qué depende la supervivencia de las Criptomonedas?.

Muchos nos preguntamos si a lo largo del tiempo las criptomonedas van a sobrevivir ante el vertiginoso crecimiento de algunas, y la creación constante de otras. Por lo que es necesario describir los factores que intervienen y que puedan ayudar o no a las criptomonedas a seguir manteniendo su vigencia en el tiempo.

De este modo, si se entiende que el número de criptomonedas es potencialmente infinito, tantos como sistemas de criptografía matemática se puedan desarrollar, es necesario tomar como referencia a Coinmarketcap.com, el cual señala que “existen alrededor de 1.500 monedas digitales, con Bitcoin teniendo la mayor capitalización de mercado con $200 mil millones. Ethereum, Ripple, Bitcoin Cash y Litecoin tienen una capitalización que comienza en $85 y termina en $12 mil millones.

Las próximas 20 tienen una capitalización por encima de $1 mil millones, mientras que las 15 siguientes se encuentra sobre los $100 millones”. En el mismo sentido, además de tener la mayor capitalización, Bitcoin también tiene el mayor volumen de negociación diario. En este sentido, se puede apreciar el gran número de criptomonedas existentes en la actualidad y su capitalización, donde siempre está a la cabeza el Bitcoin.

De este modo, existe un gran número de criptomonedas en la actualidad, en base a ello, considero que las criptomonedas que sobrevivirán en el mercado financiero y económico a lo largo del tiempo, son las que ofrezcan mayor credibilidad y confianza a sus inversores, a pesar de las tendencias fluctuantes del mercado. Porque muchas han bajado pero luego vuelven a subir, manteniendo la confianza de sus inversores. Otro elemento a tomar en cuenta es el de los mineros, quienes comenzarán a fusionarse solo con las cadenas de bloques más rentables, las redes cuyas fichas básicas creen que retendrán su valor o aumentarán.

Al  mismo tiempo, las criptomonedas que permanecerán en el tiempo, son aquellas que gocen de mayor aceptación empresarial, puesto que a través de ellas las compañías puedan realizar desde pequeñas hasta grandes inversiones, siempre y cuando sientan que una determinada criptomoneda es la más viable para  realizar su inversión. De acuerdo a lo señalado, la confianza crea reputación y de esto se valen las criptomonedas para permanecer en el mercado.

Igualmente, las criptomonedas deben sobrevivir al ataque continuo y permanente de algunos, expertos detractores, organizaciones no gubernamentales  y  entes financieros que opinan continuamente sobre los riesgos de invertir en estas monedas, así como; otro factor es el potencial gasto de energía que va en contra de la supervivencia de estas monedas digitales, por el costo que representa no sólo financiero sino ecológico. Otro elemento  a tomar en cuenta es el hackeo que atenta contra la seguridad y el riesgo de perder la inversión.

Lo cierto es que de acuerdo a mi opinión las criptomonedas vinieron para quedarse y las criptomonedas no reguladas como es el caso del Bitcoin, seguirán vigentes por cuanto defienden la privacidad con la criptografía, que se diseminará ineluctablemente por todo el planeta, a través de los  sistemas de transacciones anónimas.

Al mismo tiempo, es necesario destacar que hoy día la mayoría de los países están adoptando sus propias criptomonedas reguladas y aunque puedan alcanzar sitiales importantes en el mercado financiero por el respaldo que tienen, las criptomonedas no reguladas se mantendrán fieles a los inversionistas que desean mantener su privacidad y a la vez como son monedas globales, no dependen de una economía única, que las haga desaparecer.

Por lo tanto, sobrevivirán las más versátiles, confiables, menos riesgosas, las de mejor valor, las de mayor reputación en el mercado financiero y las más adoptadas por el sector empresarial.

Referencia: forbes.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *