Los usuarios de Ethereum están perdiendo dinero y los desarrolladores no saben muy bien qué hacer.

Blockchain Ethereum está una vez más en una encrucijada que ya es familiar. Como el precio de su criptomoneda ether, se ha disparado (y luego se ha corregido) en 2018, una cosa se ha mantenido constante: los usuarios continúan perdiendo dinero debido a hacks, códigos defectuosos y errores humanos. Es un problema que en el pasado ha dividido la plataforma en fuerzas rivales y dejó debates prolongados, y, como muestra la actividad reciente en GitHub, las tensiones están volviendo a aumentar.

Una nueva discusión se ha sumado en el debate, es el resurgimiento de un canal de chat formado a raíz de la pérdida de 513.000 ethers por parte de la startup Parity el año pasado. En particular, el foro se ha reavivado con el lanzamiento de un boceto de cómo las propuestas de recuperación de fondos podrían estandarizarse para que sean más fáciles de implementar.

Es la segunda acción importante que ha tomado el equipo, después de ayudar a llegar a posibles métodos para devolver los fondos perdidos de Parity, una propuesta que fue rechazada con vehemencia.

Como se sabe, liderado por el desarrollador Dan Phifer de Musiconomi (un emisor de ICO que vio 16.475 ethers perdidos en el congelamiento Parity) y dos desarrolladores de una startup llamada Tap Trust, el documento ofrece una forma de facilitar a los clientes de ethereum implementar los llamados cambios de estado, o actualizaciones de todo el sistema que requerirían que todos los usuarios actualicen su software a versiones que reflejen los saldos de los fondos redistribuidos.

Sin embargo, algunos están muy en desacuerdo con la necesidad de tal mecanismo, llegando incluso a sugerir que la idea está fuera de línea con el espíritu rector del segundo protocolo de cadena de bloques más grande del mundo.

Ya ha sido rechazado por el creador de ethereum, Vitalik Buterin, el prominente desarrollador Yoichi Hirai y el gerente de comunicaciones Hudson Jameson, tres de los seis que administran el repositorio ethereum y por lo tanto tienen el poder de los cambios de iluminación verde en la plataforma.

Hirai, por ejemplo, argumentó que la propuesta está “en desacuerdo con la filosofía ethereum” y afirmó en una publicación de blog que “no va a mover un dedo” por tales cambios.

Del mismo modo, Alex Van de Sande, fundador del navegador Mist de ethereum, escribió en Github que los cambios necesarios para devolver los fondos perdidos deberían ser “raros y cada vez más excepcionales”.

Sin embargo, tales sentimientos contrastan marcadamente con los desarrolladores que recomiendan el estándar, como Afri Schoedon de Parity, quien le dijo a CoinDesk: “Los cambios de estado no son un mal precedente. Muestran que somos una plataforma de trabajo que puede sanar heridas”.

Por ello, se están revelando viejas cicatrices. Toda esta controversia se remonta al 2016 fecha del DAO hack que vio 3,6 millones de ether, con valor de $ 2.6 mil millones a precios de hoy, tomado de las billeteras de los usuarios por una persona que explota una laguna o deficiencia en el código.

En respuesta, los desarrolladores implementaron una actualización que revirtió el robo de DAO, a pesar de que un grupo significativo de miembros de la comunidad estaba en contra de la idea. Debido al acalorado debate en torno a la filosofía, un grupo de entusiastas incluso sacó provecho de ethereum para crear una criptomoneda competidora, ethereum classic, ahora valorada en $ 1.7 mil millones.

Como se recordará, ese evento “dejó muchas cicatrices, una comunidad dividida y puntos de conversación que los detractores de ethereum parecen querer señalar para siempre”, dijo Van de Sande a CoinDesk.

Por ello, cuando sucedió la explotación de Parity, volvieron a surgir tensiones en torno al problema.

Si bien Parity fue rápido en ofrecer una solución, requería que todos los usuarios actualizaran el software nuevamente, y muchas personas criticaron ese cambio. Uniéndose a la discusión había una lluvia de voces que sentían que “no había tenedor” y debería ocurrir, con el fervor haciendo eco de las luchas internas de DAO del año anterior.

Sin embargo, mientras que la bifurcación DAO empujó a muchos desarrolladores de ethereum a pecar de cautelosos, otros mantienen un enfoque más liberal.

Como Schoedon le dijo a CoinDesk: “Creo que mucha gente está asustada por las repercusiones después del hard fork de DAO. Esto causó mucha mala información que salió a la prensa. Pero, sinceramente, fue una gran movida, demostró que la comunidad ethereum no es obstinada con el ‘código es ley’, pero es más bien capaz de actuar rápidamente”.

Simplemente, no es tan simple. Aun así, algunos piensan que es meritorio considerar todas las opciones, y la nueva propuesta promete que los retornos de fondos podrían lograrse de una manera más simple, una que involucraría tanto a las organizaciones afectadas como a las personas influyentes conocidas y de confianza.

Los comentarios posteriores, sin embargo, han demostrado ser un pararrayos, ya que se los percibe como un método de gestión centralizado.

En respuesta a la declaración, Hirai escribió en Github: “Los autores siguen buscando una cierta clase de personas que puedan emitir juicios. Están buscando autoridades, puntos únicos de fracaso y la necesidad de confianza es lo que ethereum intenta evitar”.

Hirai continuó en una publicación de blog, diciendo que es su creencia personal que “cada usuario de ethereum es responsable del uso de ethereum”. Y como tal, los fondos perdidos en la plataforma deberían compensarse con donaciones, en lugar de cambios en el software ethereum en sí mismo, continuó.

Igualmente, la discusión sobre el tema en Github refleja el conservadurismo de Hirai, advirtiendo que si bien el estándar para la recuperación de fondos se entiende de buena fe, podría ser susceptible de corrupción, soborno y “un sistema que puede ser terriblemente maltratado más tarde”, dijo Van de Sande a CoinDesk.

Por ello, hay medios de subsistencia en la línea. Sin embargo, en la misma línea, han surgido preguntas sobre si los desarrolladores que se han pronunciado en contra de la propuesta tienen la autoridad para bloquear realmente el cambio antes de que se le presente a los usuarios.

Schoedon sostiene que la negativa de Hirai a permitir que los usuarios consideren el código es un “conflicto de intereses”, arrojando luz sobre cómo las figuras prominentes ya influyen fuertemente en las decisiones de desarrollo.

Por otra parte, el desarrollador de Ethereum, Nick Johnson, quien también aparece como editor de repositorios de ethereum, ha adoptado una posición similar al escribir sobre un tema: “El papel o los roles de los editores aquí no es determinar qué solicitudes deben incluirse en la cadena, sino simplemente qué solicitudes superan la barra mínima de ser objetivamente precisas”.

En otra parte, una voz líder detrás del cambio propuesto, Musiconomi’s Phifer, instó a la comunidad a aceptar el riesgo de recuperación cuando “no hay un inconveniente perceptible” y la pérdida afecta los negocios y los medios de subsistencia de los usuarios. Continuó diciendo que el problema con la pérdida de fondos probablemente solo empeorará a medida que la adopción siga creciendo, poniendo presión sobre la red naciente o emergente.

Como es de esperar, Phifer no está solo en su perspectiva allí. Si bien el hack de DAO y el congelamiento de Parity comprenden algunos de los incidentes más notorios, se dice que los casos de pérdida de fondos entre usuarios son relativamente comunes.

Un error tipográfico en una dirección de billetera (wallet) podría eliminar fondos permanentemente, y los ataques a contratos inteligentes inseguros son bastante frecuentes (el creador de litecoin Charlie Lee llegó a llamar a Ethereum un “paraíso de hackers” en una conversación con CoinDesk el año pasado).

Al abordar la necesidad de actualizar el código en respuesta a errores, Schoedon dijo: “Ethereum no es una construcción estática. Ethereum es lo que queremos que sea. Siempre es un proceso, una transición. Y eso incluye discusiones, y sí, esto incluye resolver conflictos. Se espera que al final siempre haya consenso”.

En resumen, por lo visto en este artículo, los sistemas de blockchain de ethereum, no son completamente seguros, hay errores que los pagan los usuarios, los hackers hacen sus tareas, como la sucedida con la DAO, siempre por lo visto hay personas, desarrolladores que tienen influencia en la toma de decisiones, las responsabilidades parecieran que se diluyen, como en el caso de la Startup Parity, que tiene una cantidad importante de ethers congelados por la mala práctica de una persona que pulso unas teclas con comandos errados, sucedió lo que nadie quería, pero como lo explican los desarrolladores de la red de ethereum esta acción no se puede revertir, porque la red dejaría de ser inmutable y pasaría a ser manipulable, los conflictos siguen, en Ethereum, el tiempo dirá cuál será el fin de esta querella. Se espera por nuevos anuncios

Referencia: coindesk.com

Descargo de responsabilidad: Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir. Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no representan necesariamente los puntos de vista de infocoin, y no deben ser atribuidas a, Infocoin.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *