Según investigadores: Las computadoras cuánticas podrían capturar su clave privada Crypto en 10 años.

Según investigadores, las computadoras cuánticas están llegando y el cifrado, incluido el tipo utilizado para respaldar las cryptocurrencies, incluyendo bitcoin, están en problemas. Esta afirmación llama la atención de los inversionistas a nivel global, es todo un misterio por dilucidar.

En un documento, promulgado, se observa lo siguiente Eso es según los investigadores de la Universidad Nacional de Singapur y sus colegas que han estimado qué tan pronto las computadoras aparezcan, podrían romper la seguridad de bitcoin. Con base en las estimaciones más agresivas para el avance de la computación cuántica, las claves privadas podrían resquebrajarse ya en 2027. El tiempo es corto y las preocupaciones crecen a un ritmo acelerado.

Como se sabe, el cifrado de Bitcoin hoy está garantizado por la dificultad de descifrar su código usando computadoras convencionales que hoy existen, pero las computadoras cuánticas teóricamente podrán trabajar mucho más rápido porque no están obligadas a trabajar con bits (valores que son 0 o 1). Las computadoras cuánticas usan qubits, que aprovechan las formas muy extrañas en que las partículas subatómicas se comportan para contener más valores (o incluso dos valores a la vez).

Como se informó por primera vez en el sitio del MIT Technology Review, los investigadores investigaron la aplicación de computadoras cuánticas contra los grupos de minería y el uso de las máquinas para atacar las claves privadas. Los mineros estarán seguros por más tiempo que las billeteras, sostienen los investigadores.

Por ello, habrá que reescribir las transacciones. El mayor peligro para los usuarios de bitcoin vendrá cuando las transacciones se hayan transmitido a la red pero que aún no se hayan procesado, así lo dice el documento de esta Universidad.

En este espacio de tiempo o en el transcurso del proceso, Un atacante con una computadora cuántica es probable que pueda cambiar la transacción antes de que la legítima pase, es lo que encontraron los investigadores.

Las transacciones establecidas o ya procesadas, permanecerán seguras, al menos por un tiempo. Incluso es poco probable que una computadora con un cambio de paradigma pueda cambiar el libro después de que se hayan procesado varios bloques.

Por lo tanto, Si las claves privadas se ven comprometidas, no son solo malas noticias para la cryptocurrency. Expondría cualquier otra cosa que use encriptación de clave pública-privada, como aplicaciones de mensajería, certificados SSL y almacenamiento de datos.

Pero hay una probabilidad, o Glint de esperanza. Como reconocen los investigadores, este hallazgo es cierto siempre que no haya cambios en la forma en que se crean las claves privadas, lo que se puede es reescribir las claves. Este grupo dice lo siguiente: “Muchos esquemas de firmas presumiblemente seguros con clave pública cuántica han sido propuestos en la literatura”.

Sin embargo, su discusión no respalda ni descarta por completo ninguna de las propuestas.

No hay que olvidar lo siguiente, este verano, los investigadores de la Universidad de Pensilvania también propusieron formas en que las claves privadas más robustas podrían obstaculizar estas nuevas máquinas. Y, como se ha argumentado, las computadoras cuánticas también pueden desarrollarse mucho más lentamente de lo que los investigadores han modelado o promulgado.

En resumen, al leer estas noticias la incertidumbre se acrecienta, lo importante es considerar que la innovación puede resolver este tipo de problemas, mientras esto sucede la tecnología Blockchain-Bitcoin sigue su curso. Se espera por nuevos anuncios.

Referencia: coindesk.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *