La siguiente fase de los Consorcios Blockchain ya está presente.

En este artículo se analiza la posición de Noelle Acheson, ella, es una veterana de 10 años de análisis de empresas y finanzas corporativas, hay Pocas cosas a la altura de los acontecimientos, que incluso es un concepto edificante como la colaboración. Tan importante en los proyectos de gran envergadura. Mientras que los consorcios blockchain están sin duda en aumento, con grandes grupos de nuevos miembros y los más pequeños se multiplican, una dosis de realismo parece asentarse, es decir hay una nueva realidad.

En este sentido, la semana pasada, se informó sobre los resultados de una encuesta sobre la innovación digital en los servicios financieros, en la que se pidió a 200 ejecutivos de grandes bancos y empresas de inversión su opinión sobre los beneficios de la colaboración.

En los resultados se observa lo siguiente, Más del 70% consideró que los consorcios de la industria eran vitales para el desarrollo de soluciones. Sin embargo, un porcentaje similar tenía serias reservas sobre el formato, de los incentivos por la falta de control. Más del 60% cree que unirse podría tener un impacto negativo en cuanto a la ventaja competitiva, y que los grupos existentes tenían demasiados participantes para ser efectivos.

En este sentido, lo anterior ¿Significa que estamos al borde de un cambio en el sentimiento de participación?. En primer lugar, sin embargo, en lugar de apuntar a una disminución inminente de las expectativas, los resultados podrían indicar un re alineamiento pendiente del sector de blockchain.

Como se recordará, la salida del Proyecto R3 el año pasado de algunos miembros fundadores insinuó las dificultades inherentes en asociaciones grandes. De las prioridades en cuanto a los conflicto, los obstáculos de gobernabilidad, cuando hay muchos miembros no siempre es mejor, cuando se trata de hacer las cosas.

Por lo tanto, los grandes consorcios parecen darse cuenta de eso. La mayor parte del trabajo en R3 está dentro de equipos pequeños, en esencia produciendo una fragmentación de la piscina o del proyecto. Recientemente, Hyperledger formó dos grupos de trabajo temáticos, uno para la salud y otro focalizado para ser aplicado en China.

Es indudable, que esto no significa que sus días estén contados. Por su amplitud y alcance, los gigantes de la industria están en una posición ideal para desarrollar estándares para el sector. Y su influencia los convierte en una contraparte esencial de las negociaciones con los reguladores.

Por lo tanto puede ser más ventajoso trabajar desde lo más pequeño?. La respuesta es que, al mismo tiempo, los pequeños consorcios están asumiendo un papel más importante. Por otra parte, El brazo tecnológico del gigante financiero Fidelity sorprendió al mercado la semana pasada uniéndose a la pequeña pero enfocada IC3, en lugar de uno de los grupos más grandes como la mayoría de sus pares. Otras asociaciones sectoriales se centran en las pruebas de casos de uso que es probable que alcancen la producción a corto plazo, resolviendo necesidades concretas.

Como se menciona a continuación, la proliferación de grupos más pequeños podría acelerarse, ya que Microsoft y Samsung lanzaron recientemente plataformas destinadas a facilitar la creación de consorcios.

En cuanto al debate que se hace cada vez más público sobre las dificultades de la gobernanza de los consorcios, esto no significa que el modelo sea defectuoso. Es una señal de que el concepto está madurando, lo que implica una mayor conciencia de los problemas que necesitan ser resueltos.

Esto puede generar una nueva evolución, los grandes grupos seguirán desempeñando un papel importante, pero esto evolucionará a medida que el ecosistema continúe creciendo.

Por lo tanto, los pequeños grupos recogerán una parte creciente del trabajo, y las empresas que buscan explorar la tecnología y su impacto muy probablemente terminen uniéndose a más de un consorcio a medida que los requisitos se hagan más focalizados.

Después de todo, la tecnología subyacente requiere colaboración. Su fuerza se deriva de poder compartir información de manera descentralizada, incluso si la descentralización es limitada, sin tener que preocuparse por la veracidad y la permanencia. Por ello, sin consorcios, los efectos de la red serán difíciles de lograr. Las empresas que preferirían continuar operando en un silo centralizado podrían también utilizar una base de datos. El paisaje de los consorcios no está condenado. Ni siquiera está golpeando un retroceso de la velocidad. Está evolucionando. Se espera por nuevos anuncios.

Referencia: coindesk.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *