¿Dónde Hawai se equivoco con Bitcoin?

Las empresas para poder funcionar tienen que tener una normativa clara por parte del Estado y a su vez estas no pueden ir en contra del servicio que le prestan a los usuarios, este pareciera que es el caso de lo acontecido con Bitcoin en Hawai.

Es que las regulaciones de bitcoin introducidas en Hawai podrían tener consecuencias de gran alcance para la industria de la criptografía. Todo lo anterior se enmarca en la reciente noticia de Coinbase de suspender sus servicios a los residentes de Hawai, esta decisión tomó a muchos por sorpresa. La cartera de Criptomonedas y los servicios de cambio, uno de los grandes nombres de la industria tomó la decisión difícil después que la División de Instituciones Financieras introdujo una nueva regulación que clasificó a la empresa como un transmisor de dinero. Según la nueva clasificación, Coinbase, no sólo tenía que obtener una licencia, sino también igualar el valor de Bitcoins mantenidos en la plataforma con una reserva en moneda Fiat equivalente.

La regulación en cuestión que forzó a CoinBase a salir de Hawai parece ser mal encaminada o defectuosa en muchos aspectos. En este sentido, para empezar el DFI de Hawai ha equiparado a bitcoin directamente con el dinero, lo cual no es realmente el caso. Sin una adecuada comprensión del activo, el modelo de negocio seguido por las empresas de bitcoin y la diferencia entre el dinero y la criptodivisa, lo reguladores han impuesto obstáculos al desarrollo de una criptoeconomía.

Por lo tanto, “Mientras que el Estado le da un bofetón a la idea de que están fomentando a la creación de empresas de alta tecnología en Hawai, por lo tanto, un ambiente regulador no planificado y estudiado puede ser hostil para las nuevas innovaciones, esto le dice a los empresarios e inversionistas que hacer negocios en Hawai pueden tener molestias y riesgos innecesarios”.

Se conoce que en un artículo, reciente sobre una de las publicaciones de noticias enumera las diferencias entre los intercambios de bitcoin y los transmisores de dinero. El autor hace un intento de presentar el caso de tal manera que todos incluyendo los reguladores pueden entender la criptografía, la recientemente introducida regulación de las criptomonedas y cómo está afectando a las empresas.

Por ello, el autor de la nota, toma un ejemplo de Western Union, un transmisor de dinero y lo compara con el modelo de negocio de Coinbase. Mientras que una regulación que requiere que el transmisor de dinero mantenga suficientes reservas tiene sentido para la empresa Western Union, esta medida no puede ser válida para los negocios de las criptomonedas. En el caso de Western Union, el dinero en forma física no cambia de manos directamente. Mientras que, las transacciones de Bitcoin son completamente digitales y se transmiten a la cartera del destinatario en “casi” en tiempo real y los mismos Tokens son recibidos por la persona en el otro lado o lugar de destino.

Por lo tanto, el movimiento de bitcoin es similar a enviar dinero por correo, que está exento por la licencia de transmisor de dinero. Sin embargo, con un plazo de treinta días que se cierne sobre los clientes de Coinbase para retirar sus fondos (Bitcoins) de su cuenta, no están seguros de cómo administrarlos.

Se espera que las regulaciones de DFI de Hawai permanezca en efecto durante al menos dos años, sofocando los negocios de criptomonedas en el estado, sino también a los comerciantes que quieren aceptar la moneda digital. Se espera por nuevos anuncios.

Referencia: newsbtc.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo  y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

 

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *