Los algoritmos podrán tomar el control de los vehículos?

imagen auto electrico

La revolución tecnológica en el siglo XXI, tiene la particularidad de contar con internet y todas las tecnologías asociadas a la red, han hecho que, hoy por hoy se pueda “estar” en casi cualquier parte sin estar allí físicamente, estas posibilidades también son posibles, en el ambiente laboral, esto se traduce en un nuevo horizonte, en cuanto a posibles formas de trabajo, estos “milagros”, son posibles por las tecnologías de la información, ahora con la irrupción de la tecnología blockchain y bitcoin las posibilidades aumentan de forma exponencial. En esta tónica de ver hacia donde nos conduce la tecnología, resulta que las empresas ensambladoras ya tienen en producción el automóvil autónomo, movido con energía eléctrica.

En este sentido es posible preguntarnos, ¿Los algoritmos podrán tomar el control de los vehículos?, la respuesta ya es visible, y muchas veces necesarias, hay estadísticas que muestran ciertas realidades, que dice, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada mes mueren más de 100.000 personas en el mundo por accidentes de tráfico y la previsión es que la cifra suba a 150.000 en el año 2020, el 90% de dichos accidentes es causado por errores humanos, es una cifra que puede ser evitada con ciertos arreglos tecnológicos desde los algoritmos.

Es por ello, que los expertos consideran que en menos de 10 años estarán disponibles comercialmente los primeros autos 100% autónomos, es decir, que no necesitan conductor, podría decir que es un milagro, pero fabricado por la tecnología, con el trabajo, la innovación, creatividad de los desarrolladores, es tan interesante, que los próximos vehículos se comunicarán entre ellos y también interactuarán constantemente con los semáforos, las señales de tránsito y los smartphones Android  de los peatones, poseen sistemas operativos Linux. Uno de los objetivos principales de este nuevo desarrollo tecnológico es reducir drásticamente el número de accidentes.

Estos nuevos vehículos autónomos provistos de algoritmos, serán capaces de ayudar a mejorar las condiciones del tránsito, los atascos muchas veces se debe a errores humanos en el momento de conducir, igualmente, es posible reducir el consumo global de combustible, la movilidad de los conductores con dificultad en la visión puede mejorar, hay toda una serie de ventajas, que hasta el medio ambiente, puede recibir menos gases de efecto invernadero, también, se menciona que hay nuevas propuestas de llegar a compartir el vehículo, como nuevo sistema.

Las empresas constructoras de vehículos ya han iniciado la carrera por ser los primeros en colocar en producción estos vehículos, pero siempre hay interrogantes que deben pasar por los filtros cognitivos del ser social, algunas pueden ser ¿los algoritmos que controlan estos vehículos deberían dar prioridad al bien mayor?, que podría representar a las vidas salvadas, o por el contrario ¿valorar a los individuos involucrados?, otra opción podría ser ¿debería el auto sacrificar la vida de una persona, o la vida de los pasajeros de un autobús o colectivo lleno de ancianos?.

En lo anteriormente descrito, la ética humana toma una gran valoración, este es un punto de vista teórico y filosófico, lo que es una realidad es la imposibilidad de preprogramar el software del auto a fin de evitar y cubrir todos los eventos de una manera satisfactoria, son pocos casos posibles, pero pueden ocurrir, lo que sí afirman los expertos, es que las fallas humanas al conducir son mayores que los que pueden cometer los vehículos autónomos.

Sin duda en la construcción de los vehículos autónomos, los filósofos y los ingenieros tienen la gran misión de seguir estudiando a profundidad juntos las cuestiones éticas, las interrogantes siempre estarán presentes, las respuestas serán tomadas en cuenta y las decisiones consensuadas, el trabajo resultante puede servir para elaborar un código de autorregulación con las reglas mínimas que deberían cumplir los algoritmos que gobiernen los autos autónomos del futuro. Una de las cosas que exigen algunos círculos del pensamiento, es poder hacer público el documento en cuanto a la forma de gobernar los vehículos autónomos, así abra un debate entre las personas y los organismos interesados, la versión final puede ser completada con las aportaciones de todos los que sean afectados, total quien va a usar este medio será el pueblo.

Igualmente, hay toda una serie de interrogantes, como la parte legal, en caso de accidente, ¿será responsabilidad del fabricante del vehículo? ¿Será responsabilidad del programador, o los proveedores de las comunicaciones? ¿Qué papel juegan las aseguradoras?, a estas alturas hay muchos interrogantes, por dilucidar, lo que es una realidad palpable ya están en producción estos tipos de vehículos y la revolución industrial no la pueden parar, es una realidad, luego los usuarios la aceptan y pasan a formar parte de la cotidianidad, los ejemplos existen, como fue la aceptación de Internet, la telefonía celular, entre otras.

En resumen algunos teóricos piensan que aplicar soluciones legales tradicionales a las tecnologías disruptivas, tampoco parece la opción más aconsejable.

Amigo lector, usted puede dejar sus impresiones sobre este tema apasionante, por escrito en el blog, haga sus preguntas y las responderemos.

Hay otros temas interesantes que les pueden interesar

Blockhain revoluciona la economía global

Blockchain llega la comercio del cerdo en China

Blockchain podría ayudar a controlar la industria petrolera

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *