Uruguay analiza los cambios que deben enfrentar las entidades financieras frente al crecimiento de la tecnología

El desarrollo de las aplicaciones móviles de la banca, los cajeros automáticos, las tarjetas de créditos, entre otras alternativas han dejado claro que cada vez es más práctico realizar cualquier operación bancaria con solo presionar unas teclas. El dinero en este  caso billetes y monedas se han hecho menos palpables, por decirlo de esta manera ya que gracias al desarrollo de plataformas financieras, estos son digitalmente números que se observan en la interfaz del usuario de las cuentas digitales bancarias.

Si los bancos no despliegan estos servicios tecnológicos, disminuirían por ejemplo su lista de clientes ya que hoy no solo las facilidades financieras atraen a personas, sino también la inclusión de la tecnología combinada con ellos.

En Uruguay se celebraron las  XXXI  jornadas de Anuales de economía del Banco Central de la Nación Suramericana donde se planteó por parte del gobierno que los bancos enfrentan el desafío de las tecnologías disruptivas, con aplicaciones que brindan servicios de pago, préstamos y colocación de dinero y deberán «renovarse para sobrevivir» según describe el diario El País.

La puesta en marcha del intercambio de divisas y monedas virtuales hace que el usuario recurra a estos servicios que encuentra en internet  y no se dirija precisamente a la sede donde dispone de su cuenta bancaria.  A juicio del coordinador del Programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) Martin VallCorba «El mensaje para la banca tradicional es: innovar o morir» sigue diciendo «las entidades bancarias no se han caracterizado por atender los cambios necesarios» que han generado las tecnologías financieras «y menos aún poder rentabilizarlos».

El panorama planteado frente a esta situación es que la banca tradicional no desaparecerá, sino que debe trabajar en la adopción de medidas que permitan estar a la vanguardia de los servicios de tecnología para no perder la carrera en plena era digital.

Fuente: Elpais.com

Sigue diciendo VallCorba «estamos viviendo una revolución tecnológica que está transformando la industria bancaria» y si bien la mirada de corto plazo de los bancos es el bloqueo y la tentación de frenarla hay una complementariedad entre ambas y las tecnologías financieras «son una oportunidad para bajar costos y mejorar los servicios». En esa línea, añadió que ayudan a acceder a los productores financieros a hogares de menores ingresos.

Vallcorba apuntó que en Uruguay «hay un espacio muy grande para crecer» en tecnologías financieras «en la medida que tenemos un sistema financiero poco desarrollado con actores bancarios que se han caracterizado por un bajo dinamismo».

Esto ayuda a dinamizar el mercado de la misma manera que la ley de Inclusión Financiera que facilitó la aparición de nuevos actores, apuntó, como los emisores de dinero electrónico.

Para los bancos hay tres formas de reaccionar frente a estas firmas tecnológicas que proveen servicios financieros: «tratar de construir alianzas, comprarlas o tener su propia estrategia tecnológica», dijo Vallcorba.

El Banco Central del Uruguay (BCU) junto a expertos analiza la fluidez que ha tenido la banca tradicional y cuál será su desempeño si emplea tecnologías en sus servicios para los clientes. Vallcorba concluyó que el «desafío principal es cómo regular a estas iniciativas innovadoras incorporándolas pero dando un marco regulatorio».

Fuente: Diario El País Uruguay

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *