Escandalo de Igot empuja a Australia hacia la regulación del bitcoin

igot

Igot , un exchange de bitcoin con supuesta sede en Australia, parece estar presentando fallas desde hace algún tiempo en su plataforma. La compañía fundada en 2013 que ofrece sus servicios en unos 40 países diferentes, e incluye la capacidad de comprar y vender Bitcoin, servicios de remesas, el comercio de futuros y servicios comerciales, les debe cientos de miles de dólares a sus clientes.

Desde mediados del 2015 los clientes de la compañía, comenzaron a presentar quejas acerca de los retrasos en las transacciones de retiro de dinero, además del hecho de que la compañía no estaba respondiendo a los tickets de soporte para procesar dichas quejas. Para ese entonces el sitio web SiliconAngle, se dio la tarea de realizar un seguimiento hacia los cimientos de la compañía con la finalidad de comprobar la información suministrada por la misma, encontrándose con algunos cabos sueltos, ya que de acuerdo a su investigaciones determinaron que la compañía que dice tener sede en Australia fue registrada en la Comisión de Valores e Inversiones de Australia (ASIC) en Melbourne en junio de 2014, cerca de 12 meses después de la fecha en que afirma haber sido fundada.

A su vez, la investigación realizada por SiliconANGLE encontró que las direcciones proporcionadas por la compañía revelan que son todas oficinas virtuales, excepto una que según el seguimiento realizado, se encuentra ubicada en la India, por lo tanto la información de la empresa parece no ser legítima. Así mismo, se dieron a la tarea de investigar a su equipo obteniendo igualmente muchos cabos sueltos, donde aparentemente el supuesto fundador y CEO de la compañía parece no haber existido antes de la fundación de la empresa.

Recientemente el “fundador” de Igot, Rick Día admitió a la ABC que estaba luchando para pagar los clientes.

“Soy muy consciente de que los clientes se ven afectados y los clientes están muy descontentos con esto, pero me gustaría mostrar a todos y cada uno que no hemos perdido su dinero. No hemos escapado con nada y vamos a devolver el dinero.”

Sin embargo la misma reseña de la ABC, afirma haber contactado con el empresario estadounidense Jesse Chenard, quien trabajó con Igot como asesor en 2014 y dijo que las cosas no fueron del todo bien. Según el Sr. Chenard, Igot no estaba comprando suficientes bitcoin para la cantidad de dinero que estaba tomando.

“Lo que la gente pensaba que había comprado con sus dólares australianos o rupias indias o en dólares estadounidenses o en cualquier tipo de moneda con la que negociaran. No se les había comprado realmente. No había sido comprado para ellos”, dijo Chenard.

Mientras tanto, la Comisión de Valores e Inversiones de Australia, que se encarga de la regulación de productos y servicios financieros en virtud de la Ley de Sociedades, dijo que era incapaz de actuar sobre las reclamaciones porque Bitcoin no era considerado un producto o servicio financiero.

El regulador dijo el martes que investigará si la empresa se derrumbó.

“Al igual que con cualquier empresa, si llegara a entrar en la administración o liquidación y había sospechas de irregularidades o violaciones de la ley, sería una cuestión que nos gustaría averiguar”, dijo un portavoz.

Sin embargo, la necesidad de regulación sobre las empresas que operan con bitcoin y otras criptomonedas se hace necesaria para muchos usuarios, quienes se ven afectados directa o indirectamente ante presuntas estafas o irregularidades como la que presenta la compañía Igot y sobre la cual aparentemente no hay nada que hacer, solo esperar, pues esta es la respuesta continua que reciben cuando acuden a los organismos pertinentes en busca de ayuda.

Por su parte, la ADCCA (Australian Digital Currency & Commerce Association) está tomando medidas para fortalecer aún más la protección de los consumidores con el lanzamiento del nuevo Código de Conducta de la Industria de la moneda digital. Que se lanzará formalmente el próximo mes, así lo afirma su CEO Nicholas Giurietto:

“La certificación ADCCA bajo el nuevo Código de Conducta de la Industria de la moneda digital  proporcionará una garantía de auditoría externa a los consumidores, de que están tratando con una empresa con fuertes procesos de protección al consumidor. Estos incluyen los estándares de privacidad y seguridad de datos y un plan de resolución de conflictos de forma externa.”

El vocero de la ADCCA también afirmó que la compañía Igot, nunca fue parte de la organización, porque no cumplieron los requisitos. Aunque aun, no se haya estipulado la regulación de la criptomoneda en Australia, cada vez se hace más inminente la necesidad de hacerlo, pues ya son los mismos usuarios quienes lo demandan.

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo  y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *