Australia y su nueva postura hacia el Bitcoin

sydney-363244_1280

El gobierno Australiano anunció que apoyará una solución legislativa referente a los impuestos aplicados al Bitcoin  como parte de una declaración de política general en la tecnología financiera (Fintech).

Bajo la orientación fiscal actual en el país, Bitcoin se considera una forma de trueque en lugar de una forma de dinero. Las empresas australianas deben pagar el impuesto a bienes y servicios-(GST) si venden monedas digitales, y puede ser responsable por el impuesto en caso de que los reciben como pago.

Australia fue uno de los pocos países en los que Bitcoin era gravable, poniéndolo a la par con cualquier otra moneda en el país. Sin embargo, esa decisión se enfrentó a una gran cantidad de reacción de los expertos de la industria de divisas digitales, ya que consideraban que obstaculizaría el crecimiento de la innovación financiera en el país.

El gobierno ha dicho  que va a trabajar con la industria de la moneda digital en Australia para encontrar una solución, declarando:

“El Gobierno reconoce que el tratamiento actual de la moneda digital bajo la ley GST significa que los consumidores están ante una “doble imposición” cuando se utiliza la moneda digital para comprar cualquier cosa que ya están sujetos a GST. El Gobierno se ha comprometido a hacer frente a la “doble imposición” de las monedas digitales y trabajará con la industria sobre las opciones legislativas para reformar la legislación relativa a GST tal como se aplica a las monedas digitales”.

Teniendo en cuenta que Australia quiere posicionarse como la región que fomenta en la innovación Fintech, algo tenía que cambiar. Por mucho que algunas personas quieren negar, el  Bitcoin y demás monedas digitales son las formas más puras de la innovación Fintech en estos días, ya que pueden crear soluciones financieras completas y accesible a cualquier persona en el mundo sin depender de la infraestructura bancaria existente.

El gobierno quiere facilitar las cosas para los inversores y nuevas empresas en el espacio Fintech, por lo que han decidido tomar un enfoque de “desarrollar primero y preocuparse de cumplimiento de la normativa después” lo cual creará un ecosistema más indulgente para nuevas empresas y empresarios en Australia.

Sin duda, algunos gobiernos pueden ver los beneficios del uso de la tecnología en las finanzas y quieren tomar partido de ello. El enfoque del gobierno Australiano abriendo las puertas para la discusión con la participación de los expertos podría ser el desarrollo de una futura legislación acertada en torno al uso de las monedas digitales, y quizá hasta podría ser adoptado por otros países, solo es necesario tener visión para vislumbrar los beneficios que ofrecen monedas como el bitcoin y su tecnología del blockchain, sin la necesidad de caer en restricciones que obstaculicen el desarrollo pero si con regulaciones que generen confianza.

¿Crees que se pueda llegar a un acuerdo entre los gobiernos y las comunidades que usan monedas digitales? Déjanos tu opinión den los comentarios

Fuente:coindesk y newbtc

Imagen: Pixabay

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo  y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

 

 

 

You may also like...

2 Responses

  1. 5 Mayo, 2016

    […] Por otra parte, es posible que “ser” Satoshi Nakamoto también tenga sus desventajas, ya que, el Sr. Wright tendrá que rendir cuentas y pagar sus impuestos sobre el millón de bitcoins que posee, debido a que en Australia la criptomoneda es gravable. […]

  2. 5 Mayo, 2016

    […] Otherwise, it is possible that “be” Satoshi Nakamoto also has its disadvantages, because Mr. Wright will have accountability and pays his taxes on the million of bitcoins that he is possessing; because in Australia the crypto-currency is taxable. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *